AUGUSTO CURY: ALGUNOS APUNTES DE ENTREVISTA

Augusto Cury es un médico psiquiatra brasileño que lleva varios años de su vida investigando sobre la construcción del conocimiento y la inteligencia. De las manos de una gran amiga y asesora, llegó a mis manos una entrevista en la que Cury expone algunos conceptos de la formación de jóvenes que definitivamente hoy deseo compartir con mis lectores.

A continuación presento una lista de frases e ideas del doctor Cury, que a mi entender son fundamentales para quienes (padres o maestros) estamos en la tarea de educar:

-         Los Padres deben contar a sus hijos sus éxitos, pero también sus fracasos y frustraciones… para que los hijos construyan en su mente una imagen real de sus padres, desmitificándolos y creando un nuevo modelo: el de una persona que sufre, que lucha… para que los hijos puedan realizar sus sueños.

-         Los buenos padres dan a sus hijos regalos, los padres brillantes dan a sus hijos su historia personal.

-         Los niños del mundo padecen de un nuevo síndrome denominado: Síndrome del Pensamiento Acelerado. Se han convertido en consumidores de productos y servicios, y no de ideas o sensibilidad.

-         En el pasado el volumen de información se duplicaba cada 200 años, ahora se duplica cada 5 años. Este exceso de información conduce al desarrollo de ansiedad, irritabilidad…

-         Los maestros deberían ganar dos veces más y trabajar la mitad. Los profesores deberían ser tratados con dignidad, tener más libertad, no para controlar, sino para estimular el arte de pensar, para provocar la inteligencia, para que los jóvenes dejen de ser las víctimas de la historia para pasar a ser los protagonistas de la historia.

-         Muchos padres están formando hijos enfermos para una sociedad enferma.

-         La relaciones profesor Alumno y padre hijo deben enmarcarse en un equilibrio entre autoridad y afecto.

-         Los buenos profesores preparan a los alumnos para el éxito, los profesores brillantes preparan a los alumnos para los días más difíciles, para transformar lo negativo en energía creativa.

-         Hoy, un niño de 7 años tiene más información de la que disponía un emperador romano. Pero estas informaciones no se han transformado en conocimiento, conocimiento en experiencia, y experiencia en sabiduría. Son informaciones que producen estrés, inquietud y ansiedad. Se produce una hiperactividad funcional. Es lo que he denominado como Síndrome de Pensamiento Acelerado.

-         Una persona es más rica, desde el punto de vista psiquiátrico y psicológico cuanto más valora las pequeñas cosas… nunca se han desarrollado tanto la industria del entretenimiento y nunca han sido las personas tan tristes y depresivas.

-         Debemos tratar de que los niños tengan más contacto con la naturaleza, que se potencien los trabajos manuales, que aprendan música… La música clásica es muy buena para desacelerar el pensamiento.

-         Insisto: los profesores son, a mi juicio, las personas más importantes de una sociedad, pero están dentro de un sistema educativo enfermo.

-         La escuela comete un error cuando se centra en tratar de que los alumnos acumulen información y más información. Más del 90% de la información que se acumula en el córtex cerebral no se rescata.

-         La capacidad de almacenamiento de datos es limitada, pero la capacidad creativa es inagotable. Pretender llenar la cabeza de datos y datos y más datos produce ansiedad e irritabilidad.

-         Hay una creciente falta de empatía, de ponerse en el lugar del otro. Padres y profesores deberían acompañar a niños y adolescentes y mostrar la vida de las personas menos favorecidas: desempleados, ancianos, personas enfermas… Si no entrenamos a nuestros hijos centenares de veces en ello, produciremos líderes que serán auténticos desastres, que mirarán solo su propio ombligo.

En fin, muchas frases, muchas ideas, mucha información para quienes nos dedicamos a formar, a construir el nuevo ser humano que logre transformar 200 años de desastre acumulado.

Hoy la responsabilidad la tenemos padres y maestros por igual; en nosotros está la tarea de potenciar para cambiar o formar para cumplir, lo cierto es que en esa decisión se encuentra el tan anhelado cambio o el futuro desastroso, al cual por ahora, nos estamos dirigiendo.

Leave a Reply