EDUCACIÓN ¿COBERTURA O CALIDAD?

Hace unos días tuve la oportunidad de conversar con una amiga sobre la situación que hoy vive nuestro México con respecto a la Educación Superior. Lastimosamente concluimos que el panorama para nuestros egresados no pinta nada bien en la competencia atroz que exige la era del conocimiento.

Comentábamos la anécdota de la gran multinacional que abrió sus puertas en Guadalajara en el 2009, ofreciendo, entre muchas plazas laborales, 5 para Ingenieros Industriales. A la cita asistieron cerca de 70 profesionistas de esta área, y al final fueron elegidos 5 Ingenieros de nacionalidad china… ¿Qué tal?

Hoy los chinos no sólo nos exportan “Vírgenes de Guadalupe”, sino también, capital intelectual. ¿Hasta cuándo?

La estrategia de los países asiáticos, y de la India, por ejemplo, es muy clara, enviar a sus estudiantes de posgrado a estudiar a las mejores universidades del mundo, con subsidios y apoyos que comprometen a los Estudiantes a aplicar su conocimiento en el desarrollo del país.

Lo triste de esta historia, es que los apoyos para que nuestros alumnos mexicanos estudien en el exterior cada vez son menos, lo que nos está alejando de los estándares de formación de nuestros competidores en el mundo. Según las estadísticas de Harvard, hoy el 80% de sus estudiantes de posgrado son extranjeros, y de este porcentaje, el 65% son de origen asiático… con este último dato podemos entender fácilmente el acelerado desarrollo que hoy tienen estos países con respecto a México, cuando hace apenas 30 años, Taiwán y Singapur, por ejemplo, eran economías débiles, muy por debajo de la mexicana.

Nuestra política educativa mexicana hoy se encuentra encaminada principalmente en buscar una mayor cobertura, antes que en la calidad, perspectiva que desde mi punto de vista es equivoca, si entendemos que lo que nos exige el mundo no es un simple título académico, sino que el profesionista cuente con las habilidades profesionales necesarias para el mundo contemporáneo; habilidades que incorporan no solo aspectos académicos, sino también elementos como la creatividad, la disciplina, el compromiso, la capacidad de acoplamiento, entre muchos otros.

Harvard es Harvard, por que sus alumnos son personas de éxito que se encuentran convencidas de que quieren ser exitosas…

Quizás esta filosofucuauhtemoc.edu.mxes muy complicado competir en esta era donde el conocimiento es el principal capital de los pades estadounidenía debiera ser el principio que  gobierne nuestro quehacer educativo. Hoy México debe apostar a la excelencia como el camino que a largo plazo nos permita competir con las economías que hoy nos han estado “ganando el mandado”. Quizás sería bueno aposar por que nuestro sistema educativo superior ocupe los puestos de elite que hoy son ajenos a nuestras universidades latinoamericanas, pues tristemente en las 200 mejores universidades del mundo, únicamente aparece una latinoamericana, la UNAM en el puesto 190, y así, definitivamente es muy complicado competir en esta era donde el conocimiento es el principal capital de los países.

Leave a Reply