UNA LÍDER ENTRE DOS MUNDOS: Un excelente aliciente para luchar por México

Rosario Marín es una mexicana increíble. Además de haber sido tesorera de Estados Unidos durante el mandato del ex presidente George W. Bush, es madre de Eric, un joven que nació con Síndrome de Down y que estuvo 7 veces a punto de morir en su primer año de vida. Esta mujer, que a los 14 años dejó México para ir a Estados Unidos con su padre, un intendente y su madre, una costurera, ha sido tal vez la mexicana con más éxitos en la vida pública de Estados Unidos.

Esta valiente mujer que fue la tesorera 41 de Estados Unidos, y la única que ha nacido fuera de las fronteras de ese país, firmó entre el 16 de agosto de 2001 al 30 de junio de 2003 los dólares nuevos que se imprimieron en el vecino del norte.

Hace algunos días Rosario Marín visito nuestro Aguascalientes e impartió una emotiva conferencia denominada: “Un Líder entre dos Mundos”. Además de contarnos su muy interesante historia de vida, donde combina sufrimiento, esfuerzo, tenacidad, esperanza, y éxito, por supuesto, dejó a todos los asistentes (alrededor de 500 personas) tres lecciones que desde mi punto de vista son fundamentales para cualquier ser humano:

La primera: Haz lo correcto aunque nadie te vea. Que interesante planteamiento para un presente en el que lo más importante se ha convertido en el “que dirán de mí”. Y es que como seres humanos nos hemos acostumbrado a usar la “mascara” que nos conviene ante una situación determinada, dejando nuestro verdadero YO, guardado a la privacidad…

Segunda lección: Da lo mejor de Ti. Hoy más que nunca nuestro México está urgido de hombres valientes que dejen a un lado el conformismo para sacar desde adentro las mejores armas que ayuden a construir el país en el que soñamos vivir. Nos quejamos de que ya acumulamos (segúnn la OCDE) rmas que ayuden a conmos (segejen a un lado el conformismo para sacr desde adentro las mejores armas que ayuden a común la OCDE)  70 millones de personas con algún grado de pobreza y que tenemos Gobiernos que se han olvidado de su pueblo… pero definitivamente nuestro México ya está cansado de escusas y recriminaciones. Hoy más que nunca debemos asumir nuestra realidad para convertirnos, antes que en víctimas de lo que hoy vivimos, en actores de cambio y esperanza.

La última lección, a la que denomina la “Regla de Oro”, es: Trata a la Gente como tú quieras que te traten a Ti. Que hermosa reflexión para quien ha sufrido la pobreza y el rechazo, y ahora se ha convertido en un referente político de California y Estados Unidos en general.

Yo considero que un ser humano tiene dos entornos básicamente, uno es su familia, y el otro, la naturaleza y la demás gente que nos rodea. Como habitantes de este planeta debemos ser capaces de construir y aportar valientemente en la construcción de estos dos entornos, y seguramente si tomamos en cuenta la Regla de Oro de Rosario Marín, tendremos un México mejor, un mundo mejor.

Ante la adversidad que vive nuestro país, la salida inmediata quizás sea la desesperanza y el miedo ante lo que vendrá, pero conocer a mexicanos que han logrado transformar dolor y miedo, en esperanza y éxito, es el mejor aliciente que tenemos para trabajar por el México en el que todos añoramos vivir.

Leave a Reply