LA DIFERENCIA QUE HACE LA DISTANCIA.

En algún momento de mi vida tuve acceso a una información que promulgaba acerca de los principales objetivos de un ser humano: Conseguir la Felicidad, Progresar, y  Hacerse de Dinero…

Muchas veces me he preguntado sobre el por que existen países ricos y países pobres… ¿Qué hace la diferencia? Me he detenido a analizar diferentes aspectos culturales, geográficos, históricos, políticos, en fin, que pudieran darme una luz acerca de esta condición que nos ha llevado a tan exageradas desigualdades en la actualidad.

Quizás la antigüedad pudiera ser una respuesta a esta inquietud, pero vemos como países milenarios como Egipto y la India, a pesar de su longevidad siguen sumidos en la pobreza, a diferencia de Australia y Nueva Zelanda que hace unos 150 años eran países desconocidos, y hoy se han posicionado como naciones con gran desarrollo, donde el poder adquisitivo de sus habitantes crece año con año.

Quizás los recursos naturales pudieran ser la diferencia, pero vemos que un territorio pequeño como Japón donde casi el 80% de su tierra por ser montañosa, no es aprovechable en la agricultura y la ganadería, a pesar de esto, se ha convertido en una de las 3 potencias mundiales. Otro ejemplo es Suiza, que a pesar de no contar con océanos tiene una de las flotas navieras más importantes a nivel mundial, además de contar con el mejor chocolate del mundo sin producir un kilo de cacao.

Otro aspecto que pudiera hacer la diferencia es la Inteligencia de las Personas, pero vemos como Estudiantes de países pobres llegan a las grandes potencias y logran excelentes resultados, convirtiéndose muchas veces, en piezas claves para el desarrollo del mismo.

La raza tampoco considero que haga la diferencia, pues vemos como en los países centro – europeos o nórdicos, gran parte de la fuerza de trabajo y desarrollo, la conforman los latinoamericanos o los africanos…

En fin, ¿qué marcará la separación?

Definitivamente considero que esta diferencia la marca la actitud de las personas. Tuve la fortuna de leer un documento donde se plasmaban los aspectos que la mayoría de la población de los países ricos tomaban como reglas básicas para su desarrollo integral, entre las que estaban: la moral como principio básico, el orden y la limpieza, la integridad, la puntualidad, la responsabilidad, el deseo de superación, el respeto a las leyes y al reglamento, el respeto a los derechos de los demás y un gran amor y entrega al trabajo…

Analizando estos puntos, vemos como un porcentaje muy bajo de nuestra población cumple a cabalidad con estas premisas. No es que la vida haya sido injusta con nosotros, definitivamente tenemos todo para vivir otra realidad, pero en conclusión, si nos hemos alejado de muchas actitudes que nos colocarían en un lugar diferente como país. Hay mucho por hacer, el trabajo deberá estar encaminado a cambiar el recorrido a través de modificar las conductas de nuestros hijos en la búsqueda de una cultura diferente que haga que esta diferencia sea cada vez menor.

Leave a Reply