SER RESPONSABLES POR CONVICCIÓN…

Luego de vivir una excelente Feria de San Marcos, muchos jóvenes siguen con el frenesí desenfrenado, continuando con excesos que pueden ocasionar daños que ni pueden llegarse a imaginar y olvidando que en México, la primera causa de muerte entre la juventud, son los accidentes automovilísticos provocados por consumir y abusar del alcohol.

En varias ocasiones, he escuchado a jóvenes que a manera de “chiste” cuentan sus aventuras con el alcoholímetro, y cómo se “salvaron” de ser revisados.

Según datos del Instituto Mexicanos de la Juventud, los Estados con mayor índice de consumo de alcohol son: Hidalgo, Aguascalientes, Zacatecas, Nayarit, Michoacán, Jalisco, Distrito Federal, Tlaxcala, Morelos, Puebla y Querétaro…

Comento sobre unos datos preocupantes que el IMJUVE atinadamente proporciona:

*Pérdidas de seres queridos, fracturas de familias: A nivel nacional, el 50% de los accidentes de tránsito están relacionados con el abuso de alcohol…un porcentaje demasiado alto, sobre todo analizando que es algo provocado por la irresponsabilidad de los bebedores, y una injusticia, por los inocentes que sin beber se vieron involucrados en un percance en donde estuvo de por medio el alcohol.
* Con todo un futuro por delante, nuestra juventud se ve rebasada por la falta de amor propio. El 23% de las defunciones por accidentes de tráfico con conductores intoxicados ocurren a jóvenes entre los 15 y 24 años de edad…
*¿Porqué no podremos pasarla bien sin la necesidad de beber? Uno de cada cinco ingresos a las salas de urgencias por eventos traumáticos presenta alcohol en la sangre…
*¿Qué está pasando en nuestra sociedad? La edad en que los mexicanos comienzan a beber alcohol se ha ido reduciendo considerablemente entre mujeres y hombres…No lo podemos permitir: debemos de trabajar desde el núcleo familiar, a través de valores, respeto y sobre todo CON EL EJEMPLO.
*Cada año el tratamiento de los efectos del consumo nocivo de alcohol tiene un costo para el sector salud cerca de los 12 millones de pesos (¿no podríamos utilizar este recurso en Educación, lo cual mucha falta nos hace?); sin embargo, tan sólo el 17% de las personas que cumplen con los criterios de dependencia al alcohol reciben tratamiento…Es de vital importancia darle seguimiento a todas las acciones y programas que se desarrollen en la lucha contra el alcoholismo, medir su eficiencia, rescatar lo más impactante y reforzar los eventos que pasaron inadvertidos.

Y la lista de datos alarmantes sigue y sigue…

Es así como sociedad, padres de familia, gobierno e instituciones, debemos unirnos para que todo el trabajo que se realice sea integral y de gran trascendencia…debemos de concienciar antes de imponer. Debemos de motivar, antes de castigar.

Acciones como el alcoholímetro deben de prevalecer, y más aplaudible aún como programa permanente en zonas cercanas a los Bares y Lugares de Esparcimiento…bien por eso.

Como en ocasiones anteriores lo he mencionado, primero que nada como familia debemos de promover los valores que permitirán a nuestros hijos ser responsables, que tengan amor propio y que sus metas sean ser siempre mejores en todos lo sentidos.

Con ese trabajo en casa, y las acciones que encabecen nuestros gobernantes a través de instituciones destinadas a promover y ejecutar proyectos para la prevención, detección y tratamiento, nuestros jóvenes podrán tener una vida más sana, más plena, con menos riesgos y con mayores probabilidades de éxito.

M.D.A. JUAN CAMILO MESA JARAMILLO
rectoria@ucuahtemoc.edu.mx

Leave a Reply