Con todo…

Iniciamos un nuevo año y como es costumbre, lleno siempre de buenos deseos y ambiciosos propósitos.

Más allá de todo aquello que nos proponemos y que lamentablemente, muchas veces no cumplimos, está el hecho de que este año 2013, es una oportunidad de ser mejores en todos los aspectos.

Nuestro País, desafortunadamente vive momentos complicados en cuanto a economía, seguridad, narcotráfico, valores y otros problemas sociales; y no es un problema exclusivo de nuestro México; es una situación que se vive en el mundo; es por ello que debemos de trabajar para fortalecernos de nuestro primer entorno (nuestras familias) para que así, podamos ser mejores seres humanos, mejores profesionistas, mejores ciudadanos, sin dejar a un lado la importancia de la labor social tan necesaria hoy en día.

Nuestra sociedad requiere de personas comprometidas, personas justas que promuevan valores en sus familias, habitantes que con su trabajo y dedicación y buen ejemplo, aporten un grano de arena en la búsqueda de una mejor Nación, más sólida, más segura…

Hoy tenemos un año nuevo que seguramente para muchos de nosotros, es una esperanza para lograr lo que más deseamos y así alcanzar una mejor calidad de vida; olvidar los hechos que nos dolieron y afectaron de una u otra manera y dar paso a las acciones que nos permitirán lograr cosas buenas y productivas… enmendar nuestros errores y ser propositivos… olvidar rencores y compartir lo mejor de nosotros mismos…

En fin, llenos de positivismo, demos buena cara a este nuevo año que dependerá exclusivamente de nuestras acciones, de lo que hagamos o dejemos de hacer.

Seamos productivos en nuestros trabajos; enfoquemos toda nuestra energía para que con creatividad, entusiasmo y entrega nuestros negocios prosperen; si somos empleados, con dedicación y la camiseta bien puesta ayudemos al logro de los objetivos que se nos planteen.

Procuremos lo mayor posible, ser humanos atentos, sensibles; apoyemos en las causas nobles que nos ayudan a trascender. No olvidemos que la generosidad es uno de los valores más importantes y que nos dan mayores satisfacciones.

Busquemos siempre felicidad, tranquilidad, sin que ello implique lastimar a alguien u olvidar nuestra esencia… nunca prioricemos lo material por lo humano.
Año nuevo, bienvenido seas y con la mejor actitud del mundo estaremos trabajando para que este sea un año lleno de bendiciones para todos… en todos los aspectos.

M.D.A. JUAN CAMILO MESA JARAMILLO
rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

Leave a Reply