DESTRUIR SIN CONOCER: LA REFORMA EDUCATIVA

Para nadie es un mito que el sistema educativo de México tiene muchas áreas de oportunidad. Prueba de ello son los lamentables resultados que nuestros estudiantes han obtenido en las pruebas PISA que aplica la OCDE (organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), donde año con año hemos salido en los últimos lugares.

Ante este panorama preocupante y que nos ha llevado a estar perdiendo competitividad a nivel global, urgen medidas importantes para medir y mejorar este sistema educativo, pieza fundamental para el desarrollo del país.

Con el tema de la reforma educativa propuesta por el Presidente Enrique Peña Nieto estamos dando un primer paso en el camino de mejorar la enseñanza; lastimosamente no todos los involucrados en el proceso (maestros, padres familia y autoridades) se han puesto de acuerdo para hacer de esta reforma, ese inicio de cambio tan necesario y urgente. Por un lado, algunos maestros muy preocupados por ser evaluados, se han dado a la tarea de “desfigurar” la reforma, por el simple miedo a que una prueba les presente su “penosa realidad” acerca del nivel que hoy tienen… lo que no se puede evaluar, definitivamente no sirve.

Por otro lado, unos padres de familia que se dejan desinformar, y que terminan creyendo que la reforma es una simple “privatización” de la educación en México… qué inocencia.

Y al final, las autoridades que hoy se encuentran mediando, entre los maestros y padres de familia, ante un desconocimiento generalizado de lo que se pretende con estos cambios.

Hace varios años los empresarios y padres de familia brasileños decidieron que la educación era un proceso vital para el desarrollo del país, y por tal motivo la autoridades no deberían ser las únicas que estuvieran a cargo. Gracias a esto, se creo el programa Todos por la Educación, una excelente estrategia para volver a la educación un tema de prioridad nacional. Entre todos los actores se crearon los planes a seguir y cada quien puso su “granito de arena” desde sus propias necesidades. Hoy, después de algunos años, Todos por la Educación comienza a dar frutos, pues las familias han llevado el tema de la educación de sus hijos al primerísimo nivel, en la toma de decisiones de la inversión familiar.

Gracias a éste y a otros programas llevados a cabo en el país sudamericano, Brasil acaba de ubicar a su Universidad de Sao Pablo como la mejor de Latinoamérica, según los rankings internacionales más importantes, lugar que por muchos años ocupó nuestra máxima casa de estudios, la UNAM.

Este es un buen ejemplo de un país del tercer mundo que nos demuestra que cuando se trabaja en conjunto y sin esa crítica destructiva que nos ha caracterizado en el tema de educación en México, las cosas pueden tomar otro rumbo.

Siempre he señalado que México tiene todo y más, para dar el gran paso a otro nivel, pero lastimosamente nuestro sistema educativo sigue estando muy rezagado frente a las grandes posibilidades de desarrollo y mejora, que se nos plantean ante las oportunidades de competir en el mundo… Y no olvidemos que El Camino a la Pobreza, es la Autopista de la Ignorancia.

M.D.A. JUAN CAMILO MESA JARAMILLO

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

Leave a Reply