LA FERIA: Gran Responsabilidad de los Padres de Familia.

Ya llega nuestra gran fiesta, la Feria Nacional de San Marcos en su versión 2013, la cual promete ser la mejor feria que hayamos tenido en el estado.

Varios millones de visitantes vendrán a Aguascalientes a disfrutar de un sinnúmero de espectáculos y actividades planeadas para la diversión de las familias de México. Fiesta, exposiciones, cultura, juego, etc., serán los atractivos que estarán disponibles para los feriantes mexicanos.

Por lo general cada año se me acercan algunos periodistas para preguntar sobre las consecuencias de la feria en los jóvenes universitarios y preparatorianos del estado. Les preocupa el alto consumo de alcohol y las drogas ilícitas a las que quizás tengan acceso los estudiantes de Aguascalientes, y cuestionan muchas veces sobre que se debería limitar la apertura de los bares y discotecas, para que las horas de fiesta sean menos a las de años anteriores.

Mi respuesta ha sido la misma: No importa si la feria abre hasta las tres, cuatro o cinco de la mañana, o abra 24 horas. Si la fiesta hoy no está en Aguascalientes, irán a León, Zacatecas, o los Altos de Jalisco.

Al final de cuentas los jóvenes que acostumbran a beber grandes cantidades de alcohol o son consumidores de drogas ilícitas, buscan la manera y el lugar para adquirir los productos que acostumbran.

¡El centro del problema está en la familia! La familia es el eje de sustento y cimiento de un joven. Si un padre de familia cimentó bien los valores de su hijo, y si el padre de familia conoce perfectamente el desenvolvimiento de su hijo, seguramente estará con mucha mayor tranquilidad en esta y las ferias que vengan, sin importar el lugar y el horario permitido.

El hogar es el espacio donde se sientan las reglas familiares. Si un padre de familia determina que la hora de llegada es a las 2AM, seguramente no importará que la feria sea hasta las 4 o 5 de la mañana. Con esto quiero decir que los padres de familia somos en un 90 por ciento responsables del desarrollo y comportamiento de nuestros hijos. Por supuesto que este trabajo se dede llevar a cabo desde que nacen, pues los valores, normas y reglas de la familia se inculcan e instruyen inclusive, desde el vientre materno.

Todos sabemos que nuestro Estado tiene los primeros lugares nacionales de accidentes de tránsito causados por personas que manejan alcoholizadas… muchos de estos accidentes, son causados por menores de edad, y yo me pregunto: ¿Dónde están los padres de familia de esos accidentados? ¿Qué pasó con la instrucción que debimos darles para evitar que en una mala decisión (manejar borracho) destruyeran su vida o la de otro?

Siempre he creído que un padre de familia es como un entrenador de fútbol. Debe ser una persona que instruya y supervise el comportamiento de los hijos (su equipo). Debemos saber siempre donde se encuentran, quienes son sus amigos, como usan las redes sociales, entre otros; a fin de que cuando llegue la feria que para muchos es un “calvario” por el estrés que les generan las malas decisiones de algunos; otros estemos tranquilos, de que los cimientos que les forjamos son lo suficientemente fuertes para que logren divertirse sin destruir y para saber que si por alguna razón decidieron tomar alcohol, opten por entregar las llaves del coche a quien esté en sano juicio, o en su defecto, buscar un servicio de transporte que los lleve a su casa, a la hora que la familia marcó como límite de llegada.

Ojalá que este gran feria sea el espacio de diversión, cultura y convivencia que esperamos, y no el “dolor de cabeza” para los padres de familia que olvidaron que los valores y las normas, se establecen desde casa.

rectoría@ucuauhtemoc.edu.mx

Leave a Reply