LA INVESTIGACIÓN COMO MEDIO DE DESARROLLO ECONÓMICO.

Los países desarrollados han entendido que contando con una sistema educativo sólido y con una adecuada inversión en investigación, los resultados económicos son bastante promisorios.

Desde mi particular punto de vista, la gran economía mundial es China, pero Estados Unidos sigue siendo la gran potencia gracias a su investigación aplicada y al número de patentes que este país desarrolla cada año; de allí la importancia de la generación de conocimiento por parte de los países.

La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) nos presentó a finales del año anterior, que México invierte muy poco en investigación, apenas un 0.47 por ciento del producto interno bruto (PIB), siendo el que menos invierte de los países miembros. Finlandia destina el 3.96 por ciento, Suecia 3.62, Japón 3.44, Estados Unidos 2.79, y Canadá 1.95 por ciento.

El presidente de México Enrique Peña Nieto se comprometió a que en los 6 años de su gobierno, el porcentaje anual invertido en investigación llegaría al 1 por ciento, lo que traería enormes beneficios en el ingreso per cápita y el desarrollo del país.

Definitivamente México tiene una gran oportunidad en el desarrollo del talento creativo aplicado, buscando que el gran potencial que tenemos se traduzca en investigación que genere recursos económicos. Si bien toda la investigación que se realice es bienvenida, considero que el país ahora debe enfocarse al apoyo de las ideas que en el mediano y largo plazo, generen recursos económicos que se traduzcan en un mayor desarrollo de nuestra economía.

Hace unos días el Gobierno del Estado invitó a varios rectores de universidades públicas y privadas de la entidad, a una reunión de trabajo con la empresa The Business Innovation Consulting Group (BICG), una empresa que entre sus diferentes enfoques, apoya para que la investigación genere mejores resultados en los integrantes de una sociedad.

En un esquema de triple hélice donde se involucran el gobierno, las empresas y el sistema educativo, BICG asesora para que las condiciones de desarrollo de la investigación generen riqueza y valor agregado.

Dentro de la búsqueda del Presidente Peña Nieto de incrementar la inversión en investigación, la acción de nuestro Gobierno del Estado parece adaptarse perfectamente y entender que como he comentado siempre, la educación y la investigación son los caminos necesarios para que un lugar se desarrolle, traduciéndose en un mejor nivel de vida para sus ciudadanos.

De nuevo felicidades al Gobierno del Estado por hacer de la educación el motor de desarrollo económico que requiere Aguascalientes para ubicarse en el lugar que merece.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

Leave a Reply