EL CAMBIO AL SISTEMA EDUCATIVO, UN BUEN COMIENZO…

Los dos “grandes” de Latinoamérica han decidido reformar sus sistemas educativos, Brasil y México, con la firme tarea de pasar al primer mundo… interesante y urgente tarea.

Si bien gran parte del planeta aún ve con algo de escepticismo estas reformas en el entendido de que casi siempre los cambios terminan diluyéndose en los procesos, este paso es una excelente muestra de querer revertir los deficientes resultados que estas dos economías han tenido en los exámenes educativos internacionales (PISA, por ejemplo).

Entre muchos aspectos, la reforma en México busca evitar que el 50 por ciento de los maestros sean elegidos por el SNTE, como hasta ahora, creando un sistema nacional de evaluación para los actuales docentes y para los aspirantes. Los actuales, tendrán hasta 3 oportunidades para aprobarlo, y los aspirantes, hasta dos.

El aspecto más importante de la reforma en Brasil pasa por el hecho de que desde ahora se invertirán en educación, el 75 por ciento de los ingresos por petróleo (lo equivalente a cerca de 30.000 millones de dólares). El otro 25 se destinaría a la salud.

Con todas las críticas que podamos hacer a este importante paso de las dos principales economías de la región, lo interesante es ver como la presión popular tanto en Brasil como en México, han llevado a un cambio radical de rumbo en materia educativa; y como apunta el periodista argentino Andrés Oppenheimer: “Ahora, lo más importante será que las sociedades civiles en México y Brasil mantengan la presión para que sus gobiernos mejoren la calidad educativa, porque los políticos tenderán a pensar que ya hicieron su labor al aprobar la ley, y estarán tentados a ceder ante las protestas de los sectores más radicales y retrógrados de los sindicatos docentes”.

En medio de estos cambios, salen a la luz pública los resultados de los rankings de las mejores universidades del mundo. Uno de ellos, el QS de Gran Bretaña, y el otro, el de la universidad Jiao Tong de Shanghai.

Según el ranking de China, ocho de las 10 mejores universidades del mundo están en Estados Unidos, se encabeza esta lista por Harvard, seguida de Stanford (2), la Universidad de California en Berkeley (3), el Instituto de Tecnología de Massachusetts, MIT (4), la Universidad de Cambridge, Gran Bretaña (5), el Instituto de Tecnología de California (6), Princeton (7), la Universidad de Columbia (8), la Universidad de Chicago (9) y la Universidad de Oxford, Gran Bretaña (10).

El de Gran Bretaña, coloca a siete universidades estadounidenses entre las mejores diez del mundo. Se encabeza por el MIT, seguido de Harvard (2), Cambridge, Gran Bretaña (3), University College de Londres (4), Imperial College de Londres (5), Universidad de Oxford (6), Stanford (7), Yale (8), Universidad de Chicago (9) y Instituto de Tecnología de California y Princeton empatados en el número 10.

En ambos rankings las universidades latinoamericanas no aparecen en las 100 mejores del mundo, lo que pareciera increíble para la sexta economía del mundo (Brasil) y la duodécima (México), por lo que las reformas mencionadas abren un excelente panorama de cambio y mejora de los sistemas educativos buscando que obtengamos mejores resultados académicos encaminados a unas economías del conocimiento, más fuertes. Como comentó el periodista argentino, va a depender de los políticos tener las agallas de controlar y encaminar a los actores del día a día del proceso educativo: LOS MAESTROS, quienes hasta hoy, definitivamente NO están desarrollando su tarea como esperamos.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

Leave a Reply