LA “PENOSA SELECCIÓN”: Hablando como Hincha Furibundo del Futbol.

La selección mexicana de futbol se ha convertido en el tema más recurrido en cualquier tertulia entre amigos. Cada quien opina según sus conocimientos e ideas. Unos califican, otros descalifican. Unos piden “cabezas”, otros piden ideas.

En fin, lo que es cierto es que nadie parece buscar o entender la raíz de la desastrosa y “penosa” campaña del equipo con mayor historia de la CONCACAF (Confederación de Fútbol de Norte, Centroamérica y el Caribe).

Si bien hemos tenido en los últimos años triunfos importantes, sobre todo en divisiones menores, la realidad es que la selección mexicana está muy por debajo del nivel que muestra su liga local.

¿Cuál será entonces la raíz de nuestros presentes resultados?

Yo considero que el fondo de nuestra penosa campaña radica, entre muchos otros aspectos, en estos que señalo a continuación:

- El actual presidente de la federación mexicana de futbol Justino Compeán. Justino, muy conocido en nuestro Estado por ser parte del “fallido proyecto” del Necaxa, ha mostrado poco liderazgo dentro del organismo, lo que lo ha llevado a tomar malas decisiones, o decisiones muy tardías, como fue el caso del técnico José Manuel de La Torre Menchaca (Chepo), quien debió salir del banco mexicano muchas fechas antes de la decisión que al final se tomó. Además de malas decisiones, el señor Compeán ha mostrado poca humildad y una GRAN prepotencia; en ocasiones inclusive ofendiendo a los periodistas de otros países, como fue el penoso y lamentable hecho en el que con sus manos insultó a los periodistas de San Pedro Sula.

- Buena parte del periodismo deportivo en México. En el futbol moderno, las distancias entre los equipos se han disminuido considerablemente, y eso nos ha costado entenderlo. La gran mayoría de equipos centroamericanos han mejorado mucho su nivel competitivo, y México se ha estancado. Lo triste es que al ver las transmisiones televisivas, los periodistas minimizaron en muchas ocasiones a los equipos “chicos”, con burlas e improperios comentando que su “futbol era arcaico•” y “básico”. Al final varios nos demostraron que en los momentos cruciales ya no se gana de camiseta, sino con pundonor y garra.

- Por no tomar medidas extraordinarias. El balompié mexicano cuenta con una liga local de excelente nivel, pero la realidad es que los salarios pagados a los jugadores han logrado que nuestro México reciba a figuras internacionales que muchas veces opacan a los jugadores nativos. Quizás deberíamos disminuir la cantidad de extranjeros permitidos en los equipos, o voltear a las fuerzas básicas y obligar a que dos menores jueguen de manera obligada en todos los partidos de la primera división, o incluso pensar en pedir a la FIFA que México juegue las eliminatorias mundialistas en la CONMEBOL (confederación sudamericana de fútbol), lo que llevaría a nuestro país a competir con selecciones mejor ranqueadas en el ámbito mundial.

Al final de cuentas, son muchos los aspectos a analizar y que han llevado a la selección a estar en la cuerda floja de la clasificación mundialista. Ojalá el nuevo entrenador, el número 10 en la era Compeán, sea capaz de descifrar la conexión que los seleccionados deben tener entre cabeza, piernas y corazón, ya que con lo que mostramos en esta eliminatoria, seguramente seremos “presa fácil” de un “equipo chico” (como de nuevo se expresaron varios periodistas deportivos sobre Nueva Zelanda)… de esos “equipos chicos” que nos terminaron relegando en las eliminatorias que “sufrimos y lloramos”.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

Leave a Reply