NUESTRO PLANETA DESIGUAL

Cada día nos sorprende más la desigualdad que vive nuestro país. Una desigualdad que se vuelve un excelente “caldo de cultivo” para la delincuencia, ya que muchos optan por el camino “fácil” que los lleve a obtener recursos para vivir.

Según organismos como la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) en México existen cerca de 70 millones de personas con algún grado de pobreza, además de que para el inicio del año 2020, en América latina tendremos al 80% de la población considerada como pobre… alarmante¡¡¡
Lo triste del asunto es que un país como México cuente entre sus filas con uno de los hombre más ricos del planeta, Carlos Slim Helú, quien acumula cerca de 75.000 millones de dólares según la revista Forbes. Si bien la historia de este personaje es admirable por su tenacidad para los negocios, “duele” demasiado que México siga con una desigualad tan absurda, entre los muchos que nada tienen, contra los 5 o 10 personajes que administran la riqueza del país.

Este no es un tema exclusivo de México, ya que pareciera que éste modelo Neoliberal que permite la acumulación de la riqueza en manos de muy pocos, es el que el mundo ha decidido adoptar. Según el informe de la organización humanitaria Oxfam publicado por un periódico londinense, cerca de la mitad de la riqueza mundial está en manos del uno por ciento de la población, que posee en conjunto unos 110 billones de dólares.

El informe denominado “Gobernar para las élites: secuestro democrático y desigualdad económica” concluye que la concentración del 46 por ciento de la riqueza en manos de una minoría supone un nivel de desigualdad “sin precedentes”, que amenaza con “perpetuar las diferencias entre ricos y pobres hasta hacerlas irreversibles”. El informe de Oxfam destaca que la mitad más pobre de la población mundial posee la misma riqueza que las 85 personas más ricas del mundo.

Esta organización humanitaria calcula además que hay 18.5 billones de dólares no registrados y en terceros países de baja tributación, por lo que en realidad la concentración de riqueza pudiera ser un tema mucho más complejo.
Según sus datos, 210 personas se incorporaron el año pasado al club de los multimillonarios cuya fortuna supera los mil millones de dólares, formado por 1.426 personas que concentran una riqueza de 5,4 billones de dólares.

Oxfam denuncia que la masiva concentración de los recursos económicos en una minoría provoca un “secuestro democrático” por el que los gobiernos pasan a servir a una élite acaudalada con “políticas fiscales injustas, prácticas corruptas y arrebatando los ingresos naturales a los ciudadanos”.

Como vemos el panorama se vuelve devastador, ya que el mundo viene pasando por un incremento absurdo de la pobreza. Hoy tenemos, por ejemplo, que 1.000 millones de personas no tienen agua potable, y que 3.000 millones no tienen un servicio adecuado de saneamiento. También sabemos que más de 1.000 millones de personas no podrán comer ningún alimento el día de hoy, 60 millones más, que en el 2007.

Ojalá que todos entendamos que el tema está en nosotros mismos, ya que cada quien es libre de decidir su manera de vivir, pero lo que no se nos puede olvidar nunca, es que el mundo vive la peor desigualdad entre ricos y pobres de los últimos siglos…. Y esto lo deben conocer quienes formamos en nuestro hogares. Sólo entendiendo la cruda realidad, podremos aspirar a que nuestro legado logre revertir el mundo absurdo en que nos hemos convertido.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

Leave a Reply