YA VIENE LA FERIA, Y LOS PADRES DE FAMILIA… A SUFRIR

A unos días de iniciar la Feria Nacional de San Marcos 2014, muchos se alistan para el disfrute de los maravillosos eventos, y otros, sobre todo los padres de familia, para el sufrimiento que les genera las “libertades” de la feria más grande de México.

La realidad es que la feria es un espacio de gran disfrute en aspectos culturales, deportivos, musicales, artísticos, entre otros, pero lo más preocupante para las familias, es la cantidad de alcohol que se vende a los jóvenes y las drogas que cada vez más, se encuentran al alcance de nuestra juventud.

El organismo que presido, el CICA (Consejo Interuniversitario Contra las Adicciones), siempre es solicitado en estas fechas por los medios de comunicación, para conocer las estrategias que se llevarán a cabo a fin de buscar “la protección” de los jóvenes hidrocálidos en las fiestas abrileñas. Y claro, desarrollaremos como cada año, una estrategia denominada: ¿Y tú, te atreves a decir NO?

Desde mi punto de vista, no alcanzan las campañas y las estrategias para combatir el exceso en el consumo del alcohol y el consumo de las drogas, ya que una campaña como tal no sirve de nada, si un joven no cuenta con los “cimientos” necesarios para decir NO, y con las reglas claras en su casa para el disfrute durante esta o cualquier otra feria.

No me cansaré de decir que los padres de familia son los RESPONSABLES de forjar en sus hijos los “cimientos” necesarios para que un joven sepa decir NO ante un amigo (gracias al CICA, hoy sabemos que 9 de cada 10 jóvenes que consumen drogas por primera vez lo hacen por que sus “amigos” les dicen que lo hagan) que les ofrezca consumir alguna droga lícita o ilícita. Cada quien es responsable de sus acciones y por supuesto de sus consecuencias, así que hoy debemos dejar muy claro a nuestros hijos (desde muy pequeños, ya que los estudiosos del tema comentan que debemos hablar con ellos sobre las drogas, desde los 6 años de edad) dos cosas básicamente:

- No se debe culpar a un tercero por la decisión de consumir drogas. No se vale que un joven diga: “es que yo me drogo porque mi novia me dejó”, o “por que mis papás se divorciaron”. Drogarse es una decisión personal que tiene consecuencias muy claras.

- Un joven debe saber sobre las consecuencias de usar todos los tipos de drogas. No se vale decir: “es que en el face decían que esa droga no era adictiva”. No se vale fingir demencia. Un joven sabe que con solo buscar en internet las consecuencias de consumir alguna droga, se encontrarán con millones de respuestas.

En fin, hoy más que nunca debemos ser forjadores de hombres que sean capaces de tomar decisiones pero sabiendo sobre las consecuencias de las decisiones. Debemos saber inculcar en ellos la capacidad de decir NO, de disfrutar sin la ayuda de los excesos de alcohol y el consumo de drogas. Sólo desde el hogar podremos combatir a este gran “monstruo de 7 cabezas” que son las adicciones, ya que mientras esperamos que sean únicamente las autoridades las que nos resuelvan el problema, nuestros hijos estarán cada vez más sumidos en un problema que les destruirá completamente su futuro.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

Leave a Reply