LA VIOLENCIA: El gran tema a resolver en México

Cuando se presenta un cambio de Presidente, todos esperamos mejoras que beneficien al país.

Hace unos meses cuando el actual presidente de la república tomó el liderato de guiar el país, muchos “pensamos” que Enrique Peña Nieto contaba con el andamiaje para soportar una estrategia que ayudara a la disminución de la delincuencia estructurada e informal en el país, que bien vale la pena decirlo, es una delincuencia que ha crecido desmesuradamente los últimos 20 años.

 

Lastimosamente la situación no ha cambiado, y peor aún, en algunos aspectos, ha empeorado. Para quienes vivimos en estados extraordinarios como Aguascalientes donde los niveles de violencia son muy bajos, tendemos a pensar que todo el país vive niveles “aceptables” de violencia, pero la realidad es muy, muy diferente a la de Aguascalientes, Mérida, Colima, entre muy pocas otras.

 

En el 2013 se registraron en México 5.3 millones más de delitos que en 2012. A esto le sumamos que uno de cada tres hogares en el país fueron víctimas de algún tipo de delito. El costo del delito para el 2013 fue calculado en 213.000 millones de pesos, lo que equivale al 1,27% del PIB, cantidad que estaría mejor utilizada en educación por ejemplo, donde llevamos más de una década obteniendo los peores resultados en los exámenes educativos que aplica la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) en el mundo.

 

Lo más triste de todo, es que los datos deben ser mucho peores, ya que se estima que el 94% de los delitos no son denunciados.

Según informes del propio gobierno, en el país el 30% de las personas han sufrido un asalto en la calle o en los sistemas de transporte, 24% ha sido extorsionado, al 12% le han robado su auto, el 9% ha recibido amenazas, el 6,5% le han robado en su hogar, y el 3% ha sufrido lesiones a causa de un delito.

Como vemos, las cifras sol alarmantes. A esto debemos sumar la inseguridad latente en gran parte de las carreteras mexicanas, en las que después de las 6P de la tarde es un riesgo transitar, o incluso a cualquier hora del día.

 

El camino para resolver este problema, es complejo y quizás a largo plazo, pero definitivamente el primer paso debiera ser el de generar un esquema de cero tolerancia al delito menor, con castigos ejemplares que no inviten a delinquir por segunda o tercera ocasión; también la sociedad debe ver que los castigos contra el abuso de los recursos públicos son contundentes y eficaces, ya que es muy desmotivan te ver que la impunidad en el país es el pan de cada día.

 

Todos somos parte de la seguridad, es también nuestra responsabilidad, y cada quien debemos aportar en la construcción del México que soñamos, pero quizás por encima de las reformas estructurales planteadas por el Presidente Peña Nieto, el gran reto de su gobierno será el de regresar al país la seguridad, que según encuestas del gobierno, es la mayor preocupación de la población (58.1%), seguido del desempleo y el aumento de los precios.

 

Ojalá que el Presidente esté en sintonía con su gente, ya que por lo pronto estamos ingresando a niveles de violencia que quizás ya no seamos capaces de revertir.

rectoría@ucuauhtemoc.edu.mx

Leave a Reply