SEGUIMOS BAJANDO EN LA CALIDAD DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR

Hace unos días conocimos los resultados de la evaluación internacional a universidades que realiza la prestigiosa firma QS (Quacquarelli Symonds). De nuevo, México pierde varios peldaños en cuanto a la comparativa de las universidades latinoamericanas.

Durante muchos años nuestra máxima casa de estudios, la UNAM ocupó el honroso primer lugar como la mejor universidad de la región, sitio que ha ido perdiendo en los últimos años, cediéndole la posición a las universidades de Brasil, y más recientemente  a la Pontificia Universidad Católica de Chile que hoy aparece como la mejor de Latinoamérica.

Nuestra UNAM se fue a la posición número 8, inclusive por debajo del Tecnológico de Monterrey que hoy aparece como la mejor universidad del país en el puesto 7 de Latinoamérica.

En su orden, tenemos: la Pontificia Universidad Católica de Chile en el primer lugar, seguida de la Universidad de Sao Paulo, luego la Universidad Estadual de Campinas, seguida de la Universidad Federal do Rio de Janeiro, la Universidad de los Andes de Colombia, la Universidad de Chile, el Tec de Monterrey, la UNAM, la Universidad Estadual Paulista “Julio de Mesquita Filho, y en el lugar número 10, la Universidad Federal de Minas Gerai.

 

Como podemos observar, en las diez mejores universidades de Latinoamérica encontramos cinco universidades brasileñas, dos chilenas, dos mexicanas y una colombiana.

 

Resulta interesante analizar que desde que Brasil lanzó hace poco más de dos décadas su programa de Todos por la Educación, ha logrado mejorar notablemente sus niveles educativos, lo que seguramente les vislumbrará un futuro bastante exitoso.

 

Actualmente México está invirtiendo arriba del 5 por ciento de su PIB (Producto Interno Bruto) en educación, muy similar a lo que hoy invierte Brasil, pero definitivamente podemos observar que mientras nuestra universidades mexicanas pierden  terreno, las brasileñas se consolidad como las mejores de la región.

 

México definitivamente debe entender que la educación es el camino que el país tiene para trasformar su economía; si bien la reforma educativa del Presidente Peña Nieto es un inicio, aún nos queda muchísimo camino que recorrer en este sentido, pues el país ha demostrado que su sistema educativo no está formando con la calidad que se requiere en el mundo complejo que hoy vivimos; basta con observar los últimos lugares que hemos ocupado durante 12 años en las evaluaciones que aplica la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) a sus miembros, donde en las pruebas de matemáticas, ciencias y habilidades de lectura hemos ocupado siempre el último lugar.

 

La educación es un tema tan complejo que es una pena dejarlo en manos únicamente del estado, de allí que es importante que el sector productivo, los padres de familia y las autoridades llevemos a cabo un consenso sobre lo que necesitamos y deseamos para que en un plazo largo podamos conseguir los resultados que México necesita para ser un país diferente.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

Leave a Reply