LA EDUCACIÓN EN FINLANDIA, UN BUEN PARÁMETRO DE ANÁLISIS PARA MÉXICO

Hace unos días fue entrevistado el decano de la facultad de educación de la Universidad de Helsinki Jari Lavonen, durante un simposio educativo en Europa, y expresó algunas de las claves que han llevado a Finlandia a contar con el sistema educativo más exitoso de los últimos tiempos.

Los niños en Finlandia son los que comienzan más tarde la escuela (a los 7 años), los que menos horas de clases tienen, y a los que se les encargan menos tareas en casa… aún así son los mejores del mundo en las pruebas internacionales.

Para el decano Lavonen, el éxito radica en varios aspectos:

Maestros: Los docentes deben ser personas con experiencia en el manejo de gente joven, que sepan escuchar; que sean personas motivadas hacia la construcción del conocimiento. También deben saber trabajar duro, estudiar mucho, y sobre todo, que sean personas con capacidad de comunicación e interacción.

Cultura de Educación: Finlandia es un país que ha forjado una cultura educativa desde el siglo XIV. Esta cultura selecciona los buenos maestros y los sigue formando por toda la vida. Según el decano, la sociedad debe respetar y valorar al maestro, y Finlandia lo hace, su sociedad lo hace (no hay supervisión docente en ningún nivel educativo). El maestro tienen su libertad y su responsabilidad. Al final la educación en un Valor Nacional.

No Centrase en la Medición: Si bien el informe PISA es un buen parámetro, Finlandia no se centra en ello. El sistema educativo de Finlandia está centrado en la persona (trabajo en equipo, ética, responsabilidad, compromiso, puntualidad, lealtad, tenacidad, etc.) y confían que el conocimiento es una consecuencia de un ser humano fortalecido.

Los Niños Deben Jugar: Para el sistema educativo de Finlandia la educación no debe iniciar antes de los 7 años. Los niños deben jugar, disfrutar la vida y luego vendrá la instrucción formal.

Análisis Constante del Sistema Educativo: Según informes del gobierno de este país, los niños de primaria leen un libro por semana, pero ahora la discusión e investigación educativa (que es constante y a la que le invierten cerca de la mitad de los recursos) se centra en como introducir la tecnología al aula de clase y como motivar a los niños a que lean más.

Desde mi particular punto de vista el éxito de este sistema educativo radica en no centrar los objetivos en el conocimiento, sino en la persona fortalecida. Allí radica la gran diferencia con nuestro país, ya que para México los resultados son la meta obligada, pues para los colegios privados las pruebas positivas son una manera de promoverse y vanagloriarse ante la sociedad (así en la vida real los niños no aseguren el éxito con un 10…); y para las escuelas públicas, los buenos resultados son el camino para un mejor salario.

En fin, mucho que aprender y mucho que mejorar en nuestro sistema educativo. Lo que sí queda claro es que el cambio radical al sistema educativo lo debemos llevar a cabo de INMEDIATO pues el “letargo” en que estamos nos ha llevado a alejarnos peligrosamente del ideal de formación que requerimos para que nuestros jóvenes puedan competir con los estudiantes y profesionistas de este mundo cada vez más globalizado y complejo.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

Leave a Reply