APROVECHÁNDOSE DE LA IGNORANCIA

Desde mi particular punto de vista considero que un país ignorante está condenado a ser pobre…

En la actualidad vemos como el Gobierno ha tenido que confiar en las instituciones de educación superior  privadas como alternativa de formación de los educandos ante la imposibilidad propia de ofrecer una educación gratuita al total de la población.

Existen diferentes tipos de instituciones educativas privadas, algunas con muy buenos estándares de calidad, y otras que la verdad, abusan de las ilusiones de un joven que aspira a desarrollarse en un medio cada vez más competido.

Para que una institución privada pueda operar en un estado, requiere de una acreditación de las autoridades educativas denominada Registro de Validez Oficial de Estudios (REVOE); y cada una de las licenciaturas que desee impartir, deberán contar con un REVOE que avale los estándares mínimos de calidad y pertinencia que las autoridades requieren para dar esta autorización.

Cuando una Licenciatura pertenece al área de la salud, se deberá además del REVOE, contar con la autorización de la Comisión Interinstitucional para la Formación de Recursos Humanos para la Salud (CIFRHS), organismo descentralizado de la Secretaría de Salud, pero que regula la calidad de los planes de estudio de esta área en específico.

Para este año contamos ya en Aguascalientes con 23 Universidades que se encuentran bajo la supervisión y control del Instituto de Educación de Aguascalientes, las cuales trabajan de manera legal en el estado bajo los criterios mínimos de calidad que requiere la enseñanza educativa superior.

Pero además de estas instituciones, existen otras 5 “supuestas universidades” que operan en nuestra entidad sin ningún tipo de permiso, engañando a nuestros jóvenes con planes de estudio sin validez oficial, cobrando colegiaturas económicas por un servicio que al final de cuentas no le servirá al educando como documento que avale legalmente la profesión que pretendió estudiar.

Como padres de familia debemos estar muy pendientes de esta situación pidiendo a las instituciones de educación superior que nos acerquemos, exhiban los permisos que los acrediten para estar en el estado como institución de educación superior, además de las acreditaciones emitidas por la autoridad educativa estatal  para impartir las licenciaturas que se estén ofreciendo.

Educar a nuestros hijos es una responsabilidad que marcará su futuro.; también demanda de un gran esfuerzo económico, por lo que dejar la formación de nuestros jóvenes en manos de mercenarios sin escrúpulos, desafiantes de la autoridad, que deciden jugar con las ilusiones de nuestra juventud, es una acción que no nos podemos permitir.

Como anotaba al inicio, la ignorancia se traduce en pobreza… pero el rompimiento de esta constante dependerá del trabajo por una educación de calidad que garantice la formación integral de nuestros estudiantes partiendo de la base del respeto por las autoridades que nos rigen.

Leave a Reply