LAS DESIGUALDADES QUE NOS MATAN

Hoy vivimos en un planeta muy complejo, con unas desigualdades aberrantes que nos deben llenar de preocupación.

Personalmente creo que los “adultos” hemos acabado con este planeta en 3 cosas fundamentalmente:

Por un lado, el tema ambiental. Para nadie es un mito que al planeta lo estamos sosteniendo con “dos hilitos”, y  si bien ya estamos viviendo situaciones ambientales casi insostenibles, nadie sabe cuando recibiremos los verdaderos efectos de nuestros errores.

Por otro lado está el tema valoral. Hoy somos capaces de “pisotear” al vecino con tal de lograr nuestros propios objetivos… y tristemente es lo que estamos dejando a nuestros hijos: la ley del más fuerte.

Y finalmente la repartición de la riqueza. Según el banco mundial, los 80 hombres más ricos del planeta tienen lo mismo que 3.500 millones de personas. Que tristeza. Cada día, 1.050 millones de personas pasan hambre, cifra que aumenta año con año.

Y justamente este último punto, bien vale la pena analizarlo.

México es un país muy desigual, siendo la 14 economía del mundo, cuenta con 70 millones de personas con algún grado de pobreza (según la OCDE), lo que ha llevado al país a un círculo vicioso de desigualdad, bajo crecimiento (cada vez menos crecimiento) y pobreza.

Según la prestigiada revista norteamericana de finanzas y negocios, FORBES, “México está dentro del 25% de los países con mayores niveles de desigualdad en el mundo y es uno de los dos países más desiguales de la OCDE”.

Si bien medir las causas que nos han llevado a tan cruda desigualdad, son complejas, para la revista FORBES existen 7 datos que nos pudieran dar luz en el tema:

  1. El 1% de la población recibe el 21% de los ingresos de todo el país.
  2. Cada día los ricos crecen y crecen sus fortunas. La riqueza de los 4 hombres más ricos de México (Carlos Slim, Germán Larrea, Alberto Baillères y Ricardo Salinas Pliego) asciende a casi el 10% del PIB (Producto Interno Bruto) de México. En el 2002, la fortuna de estos “4 grandes” únicamente llegaba al 2% del PIB.
  3. Se privilegian solo algunos sectores (monopolios).
  4. El actual régimen fiscal, favorece a los más ricos.
  5. La población indígena es 4 veces más pobre. El 38% de la población indígena vive en pobreza extrema.
  6. Desigualdades en la educación pública y la privada. Mientras que el pago de colegiaturas es deducible, el 48% de las escuelas publicas carecen drenaje, el 31% carecen de acceso a agua potable, 13% no cuenta con baños y 11% no tienen luz eléctrica; el 62% de los niños no cuentan con un equipo de cómputo y 80% carecen de internet.
  7. Violencia a causa de la marginación.

Como podemos observar la desigualdad del país es quizás una de las principales causas de atraso de México.

Este es el gran reto, generar riqueza que impacte a muchas más personas. Quizás valga la pena que el gobierno entienda el país que dirige y presente un nuevo rumbo que nos ayude a construir el México en el que todos queremos vivir.

rectoría@ucuauhtemoc.edu.mx

Leave a Reply