LA PRESIDENTA DEL INEE ACEPTA NUESTRA REALIDAD EN EDUCACIÓN

Todos sabemos que la educación en México pasa por una grave crisis que nos aleja del anhelado desarrollo. No es un mito, los exámenes internacionales nos han puesto por más de una década como el último lugar en educación de los países miembros de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico).

Es claro, un país con un sistema educativo deficiente, está condenado a la pobreza, y ese es nuestro panorama real… pobreza, desigualdad, falta de oportunidades y baja competitividad. Si a eso le sumamos la mercantilización de la educación superior donde cada día se abren y abren nuevas universidades “patito”, tenemos los ingredientes para seguir estancados en el aterrador subdesarrollo.

Hace unos días tuvimos en nuestra ciudad a la presidenta del Instituto Nacional de Evaluación Educativa, la socióloga e investigadora, Sylvia Schmelkes, responsable del proceso de evaluación del desempeño docente en México. En reunión con autoridades del estado, la presidente comentó que “no se trata de aplicar una prueba donde se repruebe o apruebe; no se trata solamente de aplicar un instrumento sino varios de ellos, pues los objetivos son diversos además que la misma deberá repetirse al menos una vez cada cuatro años y si bien es cierto el instrumento es complejo, de ninguna manera es difícil para el educador”.

Según Schmelkes, entre finales de este año y hasta el 2018, se deberán haber evaluado 1.5 millones de maestros de jardines de niños, primarias, secundarias y bachilleratos.

Lo más interesante de su participación en el estado, fue la de aceptar como autoridad, los graves problemas que tiene el sistema educativo, presentando los siguientes datos:

  • Según un estudio de PISA, el 55 por ciento de los alumnos entre la educación básica y la profesional, no son competitivos a nivel global.
  • 4 millones de niños en México entre los 3 y los 14 años, no están en la escuela.
  • 1.7 millones de niños que ingresan a la primaria, la abandonan.
  • 32 millones de niños, no terminaron la secundaria.
  • 2 de cada 5 infantes se encuentran en abandono de la escuela.
  • Los grupos en la escuela pública son de entre 50 y 60 alumnos, mientras que en la privada, son de 30.

“En conclusión, 32 millones se encentran en rezago educativo”.

Como podemos observar, el panorama educativo de México es preocupante, y más para un país que se ubica como la 14 economía más grande del planeta. Lo rescatable, es la aceptación de las autoridades frente al gran problema y enorme reto que tenemos, pues por muchos años quisimos “esconder la situación” maquillando los datos. Hoy sabemos que estamos tocando fondo, por lo que la evaluación es un buen camino para detectar las fallas de nuestros docentes, quienes desde mi punto de vista, son quienes hacen la diferencia entre un sistema educativo exitoso, y uno a punto de colapsar, como lo es el mexicano.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

Leave a Reply