VERGÜENZA NOS DAN ALGUNOS DEL FÚTBOL…

Hace algunos meses nos visitó en Aguascalientes el reconocido periodista y escritor Andrés Oppenheimer quien además de tener un programa en la cadena norteamericana CNN, escribe para el importante diario Nuevo Herald de Miami.

 

Traigo a colación el evento, ya que en su visita nos habló sobre la importancia de mejorar el sistema educativo mexicano, además de lograr una mayor vinculación universidad – empresa. También criticó que en nuestro país, y en Latinoamérica entera, valoremos mucho más al futbol que a la ciencia, y comentaba: “¿por qué todos los niños de México sueñan con ser el nuevo chicharito? ¿Dónde están los niños que sueñan con ser científicos y desarrollar nuevas vacunas, por ejemplo?”

 

Hablando del fútbol, en la columna del diario Nuevo Herald escrita el primero de agosto, Oppenheimer tocó el tema relacionado con Qatar y sus supuestos sobornos de más de 5 millones de dólares a funcionarios de la FIFA para obtener la sede de la Copa Mundial del 2022. Qatar, un país que además es señalado por Derechos Humanos Internacionales en cuanto a los excesos y maltratos del personal de nuevas construcciones, a quien dicen las investigaciones, tratan como esclavos, logró la adjudicación de la sede de la Copa Mundial, por encima de fuertes críticas por diferentes aspectos, entre los que destaca las altas temperaturas en las que tendrían que jugar los equipos, lo que haría imposible el buen rendimiento de los jugadores.

Lo interesante de esta historia, es que para fortalecer la editorial, Oppenheimer decidió entrevistar de manera remota al “astro” portugués Cristiano Ronaldo con el fin de conocer la opinión de uno de los mejores jugadores de fútbol en el mundo, con respecto a los escándalos de corrupción de los que está siendo señalada la FIFA. Las respuestas, son increíbles:

Oppenheimer: “… Cristiano, no podemos dejar de preguntarte por el tema del fútbol que está en las primeras planas de todo el mundo, el escándalo de corrupción de la FIFA. ¿Cómo está afectando el escándalo de corrupción de la FIFA a los jugadores?”

Hasta allí, la pregunta parecía lógica, pues cualquier jugador de fútbol debe entender que su trabajo se debe a este máximo organismo que aglutina el balompié mundial.

Cristiano Ronaldo después de reírse burlonamente, comento: “¿Quieres que te sea sincero? A mí no me preocupa nada… doy todo para mi club, los demás a mí no me importan”.

Luego Oppenheimer comenta que entonces de que habla con sus compañeros en el vestidor, y Cristiano siguiendo con un tono de burla, responde: “hablamos de música, de mujeres, de moda, de zapatos, de maletas, de joyas, de peinados… ¿más?”.

Después de una nueva pregunta, Cristiano se quita sus audífonos, dice varias groserías, “chasquea” sus dedos y se va…

Increíble. Que triste. ¿Esos son los ídolos de nuestros niños? Esos que solo piensan en lo material o como nuestro Ex DT de la selección mexicana, que únicamente piensa en resolver sus diferencias a golpes…

Definitivamente el fútbol (el deporte que más amo y practiqué) y sus excesivos salarios y compensaciones forma “monstruos” antes que personas. Salarios que un ciudadano “de a pie” no ganaría en 100 vidas…

Bien vale la pena reflexionar como padres de familia la manera en que educamos a nuestros hijos, pues muchos de ellos siguen a estos personajes como “dioses” capaces de darnos o quitarnos la felicidad.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

Leave a Reply