INGENIERÍAS: UNA ALTERNATIVA LABORAL

Cada vez es más común conocer de egresados universitarios que se suman a las filas del desempleo. Tal parece que el estudiar una licenciatura no garantiza un futuro laboral seguro, y más cuando la calidad en ciertas instituciones de educación superior en México, es un tema fuera de agenda.

Carreras tradicionales como Derecho, Contaduría, y Administración, entre otras, son consideradas por las autoridades educativas como “saturadas”, lo que significa que cada año se suman a las filas de estos profesionistas un número mayor de egresados, al que el mercado puede recibir.

Lo que parece contradictorio es que en el país se siguen abriendo universidades y  “seudo universidades” cada año, en las cuales se ofertan estas licenciaturas “saturadas”, por la sencilla razón de que para su instalación únicamente requieren de un aula y un “supuesto catedrático”.

Tal pareciera que el tema de la pertinacia en la impartición de ciertas carreras en el país, sigue siendo secundario, lo que termina por favorecer a estas “supuestas universidades” que se aprovechan de la ignorancia y desconocimiento de la población.

En nuestro país existen necesidades en muchas áreas del conocimiento. Hace falta mayor investigación en algunos campos que proveerían un excelente desarrollo para los futuros profesionistas, pero que por falta de una planeación estratégica nacional transmitida a los educandos por medio de una real orientación vocacional, terminan ubicándose en ciertas licenciaturas por recomendaciones de amigos, por tradición familiar, o por la agresivas campañas publicitarias de una u otra universidad…

En China por ejemplo, el 60% de los estudiantes universitarios (que en la actualidad son alrededor de 20´000.000) se encuentran estudiando una ingeniería, lo que claramente nos demuestra que como país tienen un objetivo muy determinado hacia convertirse en el corto tiempo, en los proveedores mundiales de la tecnología que utilizaremos.

En México por ejemplo, contamos con alrededor de 2´800.000 estudiantes universitarios y únicamente el 20% están inscritos en alguna ingeniería, cuando es esta área del conocimiento la que mas vacantes ofrece por año.

El 80% de los empleadores de ingenieros en México han sufrido problemas serios para la contratación de su personal por lo que han optado por la importación de estos profesionistas a diferentes países de Centro y Suramérica.

Definitivamente existe un campo de trabajo virgen en el país, el cual sigue mitificándose, según los estudiosos del tema, por el profundo miedo que tienen nuestros jóvenes a la enseñanza de las matemáticas; misma que se instruye de igual manera desde hace muchísimos años.

Es claro; requerimos de una reforma educativa nacional que nos permita generar directrices en base a la planeación que como país tenemos en el mediano y largo plazo. No podemos continuar formando jóvenes desorientados que culminan licenciaturas al vapor, y que día a día siguen acrecentando el problema del desempleo y subempleo en México.

Leave a Reply