A UN DÍA DE LA NAVIDAD…

Muchas veces el afán del día a día nos hace olvidar lo importante de las fiestas decembrinas. Olvidamos lo esencial para enfocarnos en obtener los recursos que solventen los gastos que implican las festividades. Regalos para los hijos, hermanos, padres, amigos… los adornos, las cenas, los compromisos, etc., etc.

Quienes de verdad sueñan y se ilusionan con su inocencia, son los niños que desde inicio de diciembre esperan con afanes a que el Niño Dios o “Santa”, para quienes se sienten más norteamericanos, llenen sus hogares con muchos

juguetes.

Hace poco más de dos milenios, nació un Niño que cambió la historia del mundo. Un Ser que se entregó por sus hijos dejando un legado impresionante de enseñanzas para toda la humanidad. Precisamente cada diciembre celebramos su nacimiento. Algunos elaboramos “nacimientos” o “pesebres”, otros, arbolitos de navidad, pero lo importante es cambiar la fisionomía normal de nuestros hogares para representar que estamos de fiesta por el nacimiento de este magnificente Ser.

Lastimosamente el mercantilismo desmedido nos ha llevado a perder el verdadero sentido de estas fiestas, convirtiendo la navidad en una época de derroche, excesos y abusos que desvirtúan el objetivo principal de la celebración: Vivir, renacer, cambiar. Cada navidad se nos da la oportunidad de evaluar nuestra existencia para renacer cambiando nuestros errores y defectos.

Hoy más que nunca esta navidad 2010, debe ser un espacio de análisis de nuestra realidad. Esa realidad que hoy acepta una violencia desmedida que paree no tener fin, y que ha llevado a gran parte del país a un estado de indefensión preocupante. Una realidad que acepta que para el 2020 el 80% de la población de América Latina sea pobre (según la OCDE). Esta cruda verdad que conoce y acepta que en México hoy se acumulen 70 millones de personas con algún grado de pobreza…

En algunos momentos parece que nos hemos dado por vencidos ante la cruda realidad; ante este subdesarrollo que hoy nos pesa y nos ahoga. Por eso, hoy más que nunca debemos revalorar nuestra existencia para comprometernos con el cambio que nuestro México necesita con urgencia.

Esta navidad se convierte en el mejor momento para fomentar en el seno familiar los valores: Queremos tener, pero siempre será más importante: Ser. Ser un hombre que entienda su existencia como la posibilidad de entrega, buscando el bien general antes que el personal; dando todo de sí, pero un sí de bienestar puesto al servicio de sus semejantes.

La solidaridad es mirar al que nos rodea, entenderlo, meterse por un instante en su realidad y su dolor, o su alegría también. Ser solidario es entender que somos responsables de nuestro entorno y desde allí tenemos la obligación de contribuir en el crecimiento compartido y equilibrado de la sociedad. “Solidaridad es la incapacidad de estar bien, si quienes están a mi lado no lo están. Solidaridad es convencernos de que somos ángeles de una sola ala y tenemos que abrazarnos para poder volar”.

Que esta navidad se convierta en ese momento de unión familiar, pero también en un espacio de reflexión y análisis de nuestra existencia a fin de que nuestra trascendencia por este planeta no sea únicamente de sobrevivencia sino de huella inolvidable.

Una muy feliz navidad para mis lectores, y si Dios nos ayuda, el 2011 será un año de trabajo y compromiso conjunto en la búsqueda del México en el que soñamos vivir.

ALGÚN AVANCE EN LA CUMBRE DE CANCÚN

La realidad es que nuestro planeta vive una profunda crisis derivada del cambio climático. Hoy nos llenamos de imágenes de países con profundas nevadas, sequias, inundaciones complejas como las vividas en Monterrey o Tamaulipas  hace algunos meses… también vemos como los incendios voraces acaban con miles de  hectáreas, todo esto ante la mirada atónita de habitantes que pierden, en el mejor de los casos, sus bienes en cuestión de segundos, y en otros, inclusive sus vidas.

La voracidad de la naturaleza hoy no respeta la riqueza de los países; vemos como Suiza sufre inundaciones nunca vistas, pero también Colombia se ahoga ante un invierno atroz…

Hace algunos días culminó en Cancún la Cumbre de Cambio Climático, reunión que ha terminado con más sombras que luces, pues si bien se llegó a un acuerdo, situación que mejora el fracaso vivido en la cumbre de Copenhague, personalmente considero que las potencias siguen dilatando su verdadero compromiso con nuestro planeta. Los debates, como siempre, siguieron enfrascados entre quienes dicen que lo que vive nuestro planeta es normal, y quienes advierten con evidencia científica la postura de que el cambio climático amenaza la estabilidad global.

Las pasadas Cumbres de Río, en el 92, y de Kyoto, en el 98, salvo la incorporación de los llamados países emergentes como grandes emisores de gases de efecto invernadero, no lograron crear el ambiente necesario para que las naciones industrializadas firmaran compromisos serios en torno a la reducción de la contaminación por uso de energías fósiles, como el petróleo, y la deforestación.

Pese a que la Unión Europea adoptó mecanismos unilaterales para reducir las emisiones contaminantes y usar energías limpias, la falta de compromiso de Estados Unidos, Rusia, China e India erosionó la confianza europea y se rompió el acuerdo. De ahí que el ambiente en Cancún en un inicio fuese de pesimismo e incertidumbre por lo que pueda pasar después de 2012, cuando vence el primer período del Protocolo de Kyoto, pero al final la “luz del acuerdo” es una pequeña esperanza en este complejo tema que obliga a cambios radicales en las economías del mundo si se pretendiese alargar la vida de nuestro golpeado planeta.

Mientras tanto en la tierra estamos talando 10 millones de hectáreas de bosques cada año de las cuales 6 millones se vuelven desierto. En América Latina acabamos con 20 hectáreas de bosques cada minuto, casi todas en el amazonas, el pulmón del mundo. Hoy se sabe que el hielo polar se derrite a un 9% por década, y el grosor del hielo ártico ha disminuido un 40% desde 1960…

Definitivamente las cosas cada día se tornan más complejas para un mundo que ha decidido a toda costa el enriquecimiento de unos pocos a costa del sufrimiento de las mayorías.

Es urgente seguir trabajando arduamente en el cumplimiento efectivo de la reducción de la deforestación, además de evitar que los llamados servicios ambientales, que son una especie de recompensa para quienes aún conservan grandes extensiones de selva, sean una patente de corso para que las grandes potencias sigan contaminando. Al final de nuestra cumbre, se iluminaron con cierto tono las sombras de la insensatez y de los intereses creados, pero definitivamente el camino es largo y los compromisos habrá que asumirlos a pesar de los fuertes intereses económicos de las potencias mundiales.

EL RENACER DE MÉXICO DEBERÁ SUSTENTARSE EN LA EDUCACIÓN.

¿Qué nos pasa? ¿Qué será lo que le pasa al país que cada día se sigue sumiendo en una violencia que parece no tener límites?; una violencia que no respeta actores, edades, géneros, ni lugares.

México, según especialistas, acumula alrededor de 30 mil muertos en los últimos años, situación que ya se convierte en una estadística histórica, dejándonos una profunda huella de dolor, y un sinnúmero de dolientes ahogados por la rabia de la impotencia.

Violencia intrafamiliar, violencia política, violencia deportiva, violencia delincuencial, en fin, violencia, violencia y horror. Pareciera que el “santo se nos puso de espaldas”, pues mientras algunos países que considerábamos similares al nuestro, como Brasil o Chile se encaminan al primer mundo con un crecimiento sostenido, hoy nuestro México sigue sumido en gravísimos problemas que seguramente detendrán ese desarrollo que tanto necesitamos para equiparar las desigualdades que cada día son más notorias. Y quizá en estas desigualdades se encuentre la raíz del desorden que ahora tenemos, pues con el pasar de los años nuestros gobernantes (no digamos todos, pero casi todos) se preocuparon más por su enriquecimiento personal y el de sus grupos, que por buscar un crecimiento global que permitiera mejores oportunidades a quienes menos tenían. Como consecuencia de este olvido, hoy la OCDE comenta que en nuestro país existen alrededor de 70 millones de personas con algún grado de pobreza…

¿Ya entendió porqué hoy vivimos lo que vivimos?

Nuestra penosa realidad es que México hoy recibe paupérrimos recursos del petróleo, cuando pudiéramos recibir mucho más, si las políticas de explotación hubieran sido otras. Hoy mendigamos lo que nos mandan los compatriotas que viven en el vecino del norte, a costa de humillaciones y persecuciones, por la búsqueda de lo que su tierra no les pudo dar. También nos queda el turismo, hoy más que nunca amenazado por esa violencia que parece llegar hasta cada rincón de nuestro país… sino, que lo digan los hoteleros de Acapulco que quedan resignados a recibir a los pocos turistas intrépidos, que a pesar de los asesinatos y levantones, asisten a este paraíso natural del pacífico mexicano, que parece cada día más condenado al disfrute exclusivo de sus lugareños.

¿Hasta cuando esta violencia? ¿Hasta cuando este dolor?

Desde mi punto de vista el camino que nos queda es entender que la única salida de México se encuentra en la EDUCACIÓN. Si bien es un proceso a muy largo plazo (recordemos que a nuestros políticos no les gusta laborar así), México debe trabajar en una estrategia integradora que busque sentar las bases educativas desde los más chiquitos para ir rompiendo el natural camino que hoy tienen los niños hacia los modelos delincuenciales que están acostumbrados a ver.

La estrategia es doble, por un lado ofrecer los mejores estándares educativos con quienes menos tienen, y por el otro, trabajar en la reintegración social de quienes han caído en las diferentes redes de delincuencia que operan en el país.

¿Qué es muy difícil?, por supuesto que lo es; es casi tan complejo como entender las absurdas decisiones que se tomaron a lo largo de la historia de México, para terminar en las condiciones tan complejas que hoy vivimos.

La clave es que no nos demos por vencidos, pues es importante analizar diferentes ejemplos de la historia del mundo, para comprender que de los más profundos horrores de la guerra y la violencia, muchas veces renace la fuerza para construir una nueva realidad, basada precisamente, en la dolorosa experiencia.

UN BUEN EJEMPLO DE OTRA PERSPECTIVA

Warren Buffett es uno de los hombres más ricos del mundo según la revista Forbes. Este estadounidense nacido a mediados de los 30´s es conocido en el mundo por su austeridad personal y su decidido apoyo a los más necesitados; en los últimos meses ha donado la mitad de su fortuna en acciones filantrópicas.

Hace algunos meses una cadena periodística en Estados Unidos realizó una entrevista con este personaje, y vale la pena resaltar algunas de las ideas presentadas:

  1. Compró su primera acción a los 11 años y se lamenta de haber empezado demasiado tarde.
  2. Compró una pequeña granja a los 14 años con sus ahorros provenientes de repartir periódicos.
  3. Todavía vive en la misma pequeña casa de 3 cuartos en Omaha, Nebraska que compró luego de casarse hace 50 años. Él dice que tiene todo lo que necesita en esa casa.
  4. Él maneja su propio carro y no anda con chofer o guardaespaldas.
  5. Nunca viaja en jet privado, a pesar de ser el dueño de la compañía de jets privados más grande del mundo.
  6. Su compañía, Berkshire Hathaway, es dueña de 63 compañías. Él le escribe sólo una carta cada año a los CEOs (chief executive officer, jefe Ejecutivo) de estas compañías, dándole las metas para el año. Nunca convoca a reuniones o los llama regularmente.

Las reglas que presenta a sus CEOs son únicamente dos:

Regla número 1: No perder nada del dinero de sus accionistas.

Regla número 2. No olvidar la regla número 1.

 
7. Él no socializa con la gente de la alta sociedad. Su pasatiempo cuando llega

    a casa es prepararse palomitas de maíz y ver televisión.

8.    Warren Buffet no anda con celular ni tiene una computadora en su escritorio.

La realidad es que nuestra sociedad consumista dista mucho de las acciones de este personaje. Lo interesante que podríamos analizar, es que nuestro México no prepara a sus estudiantes en una instrucción financiera que los lleve al entendimiento básico de las finanzas, derivado de esto, hoy tenemos una sociedad acostumbrada a gastar más de lo que gana…

Algunos consejos nos deja Buffett para la gente joven:

A.   El dinero no crea al hombre, sino que fue el hombre el que creó el dinero.

B.    La vida es tan simple como usted la haga.

C.   No haga lo que los otros digan. Escúchelos, pero haga lo que lo hace sentir mejor.

D.   No se vaya por las marcas. Póngase aquellas cosas en las que se sienta cómodo.

E.   No gaste su dinero en cosas innecesarias. Gaste en aquellos que de verdad lo necesitan.

Muchas veces nuestro objetivo de vida se centra únicamente en la acumulación de dinero, gastando nuestra existencia en la búsqueda de acumular fortuna, olvidando lo verdaderamente importante: La familia, los amigos, el disfrute de cada instante por simple que parezca… cada quién lo sabemos.

Hoy Warren Buffett nos deja una excelente enseñanza, y quizás su sencillez lo haya llevado a ir entregando su fortuna a quienes desafortunadamente no tienen buenas posibilidades. Este ejemplo se convierte en una excelente posibilidad para reflexionar sobre nuestra existencia  y el camino que cada quien ha decidió recorrer.

Brasil ya lo entendió. La Educación es el único camino.

En una entrevista que realizara Andrés Oppenheimer al especialista en educación Fernando Reimers de la Universidad de Harvard, este señalaba que Brasil es el país de Latinoamérica que mejor está haciendo las cosas en educación.

La realidad es que aunque Brasil no ha sido bien evaluado últimamente en los exámenes PISA que aplica la OCDE (puesto 53 de 57), es bien sabido del gran auge que este país sudamericano ha generado durante la presidencia de Luiz Inácio Lula da Silva.

Aunque Brasil invierte prácticamente el doble que la gran mayoría de los países latinoamericanos en ciencia y tecnología, y sus universidades gradúan a 30.000 estudiantes con maestría y 10.000 con doctorados, los resultados globales académicos aún dejan mucho que desear, pues prácticamente el 10% de los brasileños son analfabetas, y menos del 50% de los estudiantes de 19 años terminan la secundaria, y únicamente el 12% asisten a la universidad… por lo que el análisis de Reimers resulta bastante extraño.

Según este investigador, Brasil ha creado un interesante proyecto educativo que potencia la innovación, denominado: Todos Pela Educacao, o Todos por la Educación, el cual se ha convertido en una interesante innovación en materia educativa en Latinoamérica.

Esta alianza impulsada por el sector productivo y cobijada por el gobierno, ha entendido que el tema educativo es tan importante, que el gobierno no debe ser el único responsable de el.

“Los gobiernos tienden a construir edificios de escuelas, caminos y puentes, que son inversiones que salen en la foto y pueden ser finalizadas en dos o tres años, más que en entrenamiento docente o en formación de directores de escuelas, que son inversiones que suelen rendir frutos tras una década”.

En Brasil los empresarios entendieron que el camino a la pobreza es la ignorancia, por esto unieron sus fuerzas creando este proyecto de Todos por la Educación, donde con 5 metas concretas y medibles periódicamente, pretenden un cambio educativo nacional en el 2022. Lo interesante de esta idea, es que una vez definidas las metas, que incluyen que todos los brasileños estén en la escuela por lo menos hasta los 17 años, conjuntaron a los medios de comunicación, a destacados periodistas, académicos y artistas, para que un trabajo conjunto convencieran a la opinión pública y al gobierno que el único camino para el desarrollo de Brasil, era el de apostar por una educación incluyente de calidad.

Hoy México vive condiciones completamente diferentes a muchos países de la región que ya entendieron que el camino a la pobreza es la autopista de la ignorancia… hoy seguimos debatiendo si subimos o no los impuestos a las escuelas, o si gravamos o no, los libros y útiles con IVA. Por otro lado nuestros mayores empresarios prefieren su enriquecimiento a costa de monopolios asfixiantes, que invertir en el capital humano que mejore las condiciones de la mayoría de los habitantes.

México invierte cerca del 7% del PIB en educación, cifra similar en porcentaje a la invertida por países con excelentes resultados académicos; la diferencia entonces radica, en que mientras algunos países como Finlandia invierten la mitad de sus recursos en gasto corriente y el otro tanto en innovación y programas, nosotros invertimos el 98% en salarios, situación que definitivamente nos deja sin mucho margen de maniobra.

Algunos países de Latinoamérica hoy nos ponen el ejemplo de que trabajando conjuntamente y con planeación, los objetivos se consiguen de mejor manera. De nosotros dependerá seguir por el camino de ignorar nuestra cruda realidad, o apostar por la humildad que implica analizar algunos ejemplos, que nos ayuden a encontrar el camino que hoy México tiene perdido.

S.O.S. PADRES DE FAMILIA

Desde hace varios años he estado impartiendo conferencias a los Padres de Familia sobre la realidad que vive nuestro México, y sobre los problemas que aquejan a los Jóvenes. Drogas, desórdenes alimenticios, violencia, alcoholismo, irreverencia, y el seguimiento de “patrones equivocados” exigidos por los medios de comunicación, son aspectos que se encuentran cercanos al crecimiento de nuestros hijos.

En esta tarea de alertar a los Padres de Familia sobre los “peligros” que viven sus retoños, he conocido a las famosas “mamá gallina” que pretenden defender a sus hijos del mundo real con una sobreprotección abrumadora y dañina; también he visto a los padres “todo poderosos” que aseguran que sus hijos nunca han probado bebidas embriagantes, ni mucho menos drogas, y que sus herederos están “blindados” contra cualquier tipo de problema del común de los adolescentes… también pude conocer a los “padres derrumbados”, quienes definitivamente rompen en llanto ya que después de muchas acciones no han podido controlar los desórdenes de sus muchachos; en fin, cada uno de nosotros tomamos las decisiones que creemos convenientes para su formación; lo que sí me ha llenado de preocupación con el pasar de los años, es que en los foros a los que asisto para mis pláticas, que son los espacios que me ofrecen los colegios durante sus juntas de padres de familia, son cada vez menos los padres que asisten. Hace una década generalmente asistían papá y mamá quienes buscaban conocer el estatus académico y disciplinar de su hijo. Hace quizás 5 años, ya eran muy pocas las parejas que asistían juntas a estas reuniones, y ahora, cuando las cosas se han tornado mucho más complejas en cuanto al consumo de drogas y alcohol, son muy pocos los que asisten a estos espacios donde los colegios apoyan, capacitan y guían a los padres en el manejo de las complejas situaciones que hoy aquejan a los muchachos.

Debido a la situación económica que vive México, es común que padre y madre deban trabajar para mancomunadamente asumir los gastos del hogar, pero debido a estos compromisos hemos dejado el total de la formación y guía de nuestros hijos en manos de los colegios, quienes definitivamente no pueden forjar el total de los “cimientos” que el joven necesita para asumir el camino correcto.

La educación es un proceso tripartita de actores; por un lado está el joven con su esfuerzo diario, por otro, el colegio con su instrucción académica, pero el tercero, y desde mi punto de vista el más importante, la familia, quien debe ser la gestora de la esencia que ayudará a los jóvenes a contar con las herramientas de valores y actitudes que le ayuden a una correcta TOMA DE DECISONES que encaminen su vida por un adecuado camino.

Hoy nuestros hijos viven un momento complejo donde diariamente estás expuestos a gravísimos problemas que los podrían llevar a dolorosos caminos de destrucción familiar y personal, y el peor error que los padres podemos cometer, es creer que los colegios (sin importar su calidad) serán la única herramienta que conduzca su formación.

Hoy los papás debemos estar un paso adelante de ellos. Debemos conocer físicamente las drogas para detectarlas en nuestra casa, pero no únicamente conocerlas, sino saber qué hacer si las encontramos en sus espacios. Hoy los papás tenemos la obligación de capacitarnos para detectar si nuestros hijos han consumido drogas o presentan síntomas de sufrir un desorden alimenticio. Hoy definitivamente nuestra tarea es educarnos para entender y conocer con detenimiento los “males” que ellos afrontan en su diario acontecer, para desde allí poderlos guiar y ayudar, buscando eliminar el problema.

Ya basta de decir que no tenemos tiempo o que nuestras ocupaciones son muchas por el sustento del hogar; en juego se encuentra el futuro de esos niños que si los llevamos por el buen camino serán los únicos capaces de transformar este mundo complejo que los “adultos” hemos construido en el último siglo.

UN 10 PARA LORENA…

En los años 90´s Medellín, Colombia, era considerada la ciudad más peligrosa del mundo. Narcotráfico, pandillas denominadas “combos”, paramilitares y guerrilla, generaban un caos que llevaron a esta importante ciudad sudamericana a “tocar fondo” como diría alguna vez el actual Director de Planeación de esta ciudad, Mauricio Faciolince Prada.

Hoy Medellín, capital industrial de Colombia, ha logrado transformar, gracias al trabajo decidido de su sociedad, el odio en esperanza y la violencia por capital de trabajo, ubicándola en la actualidad como una de las ciudades más seguras y con mayor crecimiento y desarrollo de Sudamérica.

Según sus autoridades, Medellín lleva varios años sin un solo secuestro, ha logrado bajar sus índices delictivos a un nivel “aceptable” para una ciudad de un país subdesarrollado, y ha conseguido por medio de la educación, el camino para transformar una sociedad que vivió las atrocidades de una violencia que parecía no tener solución.

Quizás este fue el análisis que realizó nuestra alcaldesa electa de Aguascalientes, quien recientemente realizó un viaje a varias ciudades de Colombia con los objetivos principales de conocer la transformación de Medellín de una violencia inmanejable, a una ciudad moderna, incluyente y con un potencial de crecimiento increíble. La Licenciada Lorena Martínez tuvo la posibilidad de conocer las estrategias que se llevaron a cabo durante poco más de 10 años para lograr el cambio de rumbo de esta ciudad.

Otra interesante visita de la Licenciada Martinez y su equipo, fue a la Escuela General Santander de Bogotá, donde se lleva a cabo la capacitación de la Policía Nacional de Colombia; en este lugar, el General Brigadier Edgar Orlando Vale Mosquera, Director Nacional de las Escuelas de Policía de Colombia, se comprometió a brindar el apoyo necesario en la capacitación de nuestra policía de Aguascalientes.

La realidad es que muchas veces pretendemos descubrir el “hilo negro” en la solución de un problema, cuando en experiencias cercanas quizás se encuentre la solución a la dolencia que nos aqueja…bien por la alcaldesa electa; creo que es una excelente decisión el analizar las experiencias vividas por un país que sufrió los dolores de la violencia que hoy aqueja a nuestro México.

El tema de seguridad sigue presente en los habitantes de nuestra ciudad, por lo que el trabajo de la Lic. Martínez previo a la toma de posesión de su cargo, es un excelente avance que nos vislumbra el profesionalismo y el compromiso con el que pretende conducir los destinos de nuestra ciudad capital.

En Latinoamérica y el mundo entero tenemos muchos ejemplos que contemplar como parámetros que nos ayuden a tomar decisiones importantes para hacer de nuestro Aguascalientes lo que siempre hemos soñado. Bien por la presidenta municipal electa quien está llevando a cabo un excelente trabajo previo al inicio de labores, lo que por supuesto nos augura un buen futuro para la ciudad.

EL CAMBIO QUE NOS OBLIGA A DECIDIR…

Ya son más de 100 municipios veracruzanos declarados en desastre y la lluvia no cesa de caer. México, nuestro querido México, hoy vive una de sus peores épocas. Desastres continuos en diferentes puntos de la República, delincuencia imparable, corrupción, narcotráfico, pobreza creciente, etc., etc.

La realidad es que atravesamos por una etapa compleja de nuestra existencia que nos obliga a detenernos para analizar lo actual, y planear ante el futuro. No todo lo que hoy vivimos es culpa nuestra. Desde hace varios años las organizaciones ambientalistas del planeta nos han venido alertando de las consecuencias catastróficas debido al calentamiento global. Nuestro planeta tierra, ese gigante azul, hoy está más amenazado que nunca.

En una reciente conferencia dictada en la Universidad Cuauhtémoc por el Presidente de The Climate Project México, fundación del Vicepresidente estadounidense Al Gore, ambientalista y ganador del Premio Nobel de la Paz en el 2007, se nos explicó y alertó sobre lo que hoy vive nuestro planeta y las consecuencias que México tiene y tendrá, en el corto plazo. Por un lado debemos entender que los huracanes (que hoy son mucho más devastadores) han cruzado nuestras tierras siempre, pero hoy, debido al calentamiento global, las evaporaciones de agua son mayores generando huracanes más poderosos, además de que al entrar al Golfo de México están potenciando su poderío debido a que las corrientes marinas impulsan su fuerza por las mayores temperaturas que ahora tiene en agua… en fin, lo que hoy vivimos en nuestro territorio es consecuencia de un daño profundo que le hemos causado a la tierra. Nuestra inconsciencia hoy nos está generando graves consecuencias que seguramente nos limitarán nuestro desarrollo, ya que muchos de los recursos que el país tenía destinados a proyectos de crecimiento, hoy tendrán que ser aplicados para la reconstrucción de las ciudades y al apoyo de las familias que hoy no la están pasando bien.

Ante este panorama, inmediatamente decidimos culpar a las grandes potencias por el abuso de los combustibles, lo que nos ha encaminado a la gran catástrofe que hoy nos asusta. La realidad es que nosotros, una economía mediana en el mundo, hemos hecho poco por apostar por un planeta diferente. Seguimos produciendo energía contaminante; recordemos que el 75% de la energía que México consume, es derivada de hidrocarburos, con sus conocidas consecuencias para la atmósfera. Estudios de instituciones serias han presentado proyectos en México, donde con inversiones medianamente costosas y con un espacio relativamente pequeño en el desierto mexicano, se podrían instalar celdas solares que proveerían de toda la energía que el país necesita día con día. En definitiva, en el tema climático, son muchas las voces que se levantan a favor de nuevas estrategias que nos ayuden a mitigar el daño que para algunos ya es irreversible. Desde mi punto de vista debemos tomar el toro por los cuernos y cada quien aportar desde nuestro hogar en el cambio de hábitos que ayuden en esta transformación. Todos sabemos que reciclando la basura, utilizando mejor los vehículos (tratando de transportar a más de dos personas por vehículo por viaje), utilizando energías alternativas, y cuidando el agua, podríamos alargar la vida del único espacio que tenemos para vivir.

En el idioma chino la palabra CRISIS se escribe con dos signos, uno que significa PELIGRO, y el otro OPORTUNIDAD… hoy es momento de unirnos y trabajar decididamente ante el peligro que nos acecha, pero entendiendo que la grandeza de nuestro bello planeta aún nos da la oportunidad de revertir dos siglos de “supuesto de desarrollo”; un falso desarrollo que olvidó que la única manera de perpetuar en el tiempo, es en una convivencia armónica con quien nos provee el lugar dónde vivir.

EL PRIMER PASO: Lucha Antisecuestro

La semana anterior fue aprobado en San Lázaro la Ley Antisecuestro con la que se pretende endurecer las sanciones contra quienes incurran en este delito. Con 353 votos a favor, 4 en contra y ocho abstenciones, los Diputados aprobaron esta Ley que además contempla la cadena perpetua y el apoyo económico a las víctimas por reparación de daños.

México definitivamente no transita por su mejor momento en cuanto a seguridad se refiere. Además de las matanzas crecientes e indiscriminadas, nuestras Autoridades aceptan no conocer el número real de secuestros que se llevan a cabo cada año. Algunos optimistas hablan de cerca de 8 mil plagios por año, otros, hablan de casi 15 mil. La realidad es que las familias donde se sufre este doloroso percance, se quedan con una huella de horror imborrable que los marca por toda la vida.

Esta nueva Ley, en la que participaron Isabel Miranda de Wallace, presidenta de la Asociación Alto al Secuestro, y Alejandro Martí, presidente de México SOS, definitivamente será el primer paso en el camino de muchos que habrá que tomar para evitar que este “cáncer” siga creciendo y afectando a más familias en el país.

Dentro del beneplácito que ahora vivimos por este acertada Ley, me queda la duda sobre los motivos que embargaron a los petistas Gerardo Fernández Noroña y Jaime Cárdenas, al perredista Balfre Varga y al priísta Miguel García Granados quienes optaron por votar en contra de la mencionada Ley. Pareciera increíble que ante la realidad que hoy vive el país, que ha sido catalogado por instituciones internacionales, como el lugar del planeta donde mayor número de secuestros se llevan a cabo y con el mayor grado de violencia, existan legisladores que duden de la necesidad de dar un giro radical a las penas que hoy reciben quienes cometen la atrocidad de retener a una persona bajo su voluntad.

Este tema, complejo en su manejo, ha tomado una importancia trascendente en la seguridad de nuestro país; quizás un segundo paso sea el de evaluar medidas más drásticas como las tomadas en Colombia (que fue hasta hace algunos años el país con mayor número de secuestros en el mundo), donde se decidió crear una ley antisecuestros que congelaba las cuentas de los familiares del plagiado, obligando a las familias a denunciar el hecho a las Autoridades quienes serían las únicas autorizadas en dar seguimiento a la situación. Al final de cuentas, las familias no podían entregar un solo peso a los plagiarios, lo que alejó a las bandas de secuestradores de un fructífero negocio.

Por supuesto estas medidas complejas y dolorosas, en un inicio generaron enojo e impotencia en algunas familias quienes teniendo los recursos para pagar por su familiar, se les prohibía (con sanciones que incluían la cárcel para el miembro de la familia que incumpliera con la Ley) la negociación.

Esta controvertida ley del hermano país sudamericano logró disminuir sustancialmente el secuestro, llegando a índices comunes de cualquier país del mundo. Medellín por ejemplo, considerada la ciudad más peligrosa del mundo en los años 90`s, hoy cumple cerca de 5 años sin un solo secuestro, según las autoridades de planeación de esta ciudad.

En definitiva, este espinoso tema que hoy da su primer paso con esta nueva Ley, tendrá mucha más tela que cortar; pero lo que si debemos entender, es que todos tenemos la obligación de participar, por lo menos con la denuncia, en una situación de la que ninguno estamos exentos (sin importar el nivel socioeconómico que tengamos), y que en nuestro país crece como espuma.