LOS DOLORES DE LA GLOBALIDAD…

Cada día nos enfrentamos a un mundo más globalizado. El círculo de la información se amplía en todo momento, lo que nos permite conocer los acontecimientos en las diferentes latitudes del planeta.

Información política, religiosa, económica, social, en fin, la información nos llega por diferentes medios entre los que sobresalen el internet y la televisión.

Lo que realmente se torna preocupante, es que casi toda la información, en muchos casos sin control, está disponible para los niños de nuestra sociedad con una facilidad que termina por sorprendernos, cuando para muchas generaciones que son padres de los actuales adolescentes, el manejo del computador por ejemplo, y el uso de la red, son “analfabetismos aceptados”, que no todos deciden abolir.

Por estos dos principales medios, la televisión y el internet, diariamente nuestros jóvenes reciben información que destruye los valores que como padres quisiéramos inculcar a nuestros hijos. Por un lado, y cada vez más aceptado, se nos vende que para ser exitoso en la vida, tenemos que ser guapos, delgados y por supuesto ricos, y quienes no cumplen con esta trilogía, pues simplemente “son de otro planeta”. ¿Qué tal?

Por otro lado, la violencia es un tema recurrente en la cantidad de programas de televisión que vemos cada día. Terrorismo, masacres, asaltos, vandalismo, etc., etc., son los programas que tenemos que aceptar diariamente en los canales televisivos.

Para completar el escenario, la nueva “revolución sexual” es presentada sin ningún control de edades, a los televidentes y cibernautas; ya es común observar las tradicionales novelas mexicanas, donde desde las 4 de la tarde vemos como sin ningún pudor las más famosas actrices se despojan de sus ropajes…

Otro tema recurrido y tristemente aceptado en estos medios, es el uso de la droga. Es común ver parejas, adolescentes, e incluso niños que se drogan y utilizan estas substancias como medio de escape a los problemas cotidianos.

Luego de este panorama cabrá preguntarnos, ¿qué ha pasado con nuestra ciudad?, ¿por qué ha cambiado tanto?

El problema es complejo, pero no hay que ser sabio o adivino para saber que nuestros jóvenes están diariamente siendo bombardeados por una información que en gran porcentaje los aleja de esos valores que consideramos idóneos para la construcción de un buen ser humano.

¿Qué hacer? Por lo pronto nos queda el gran trabajo de la supervisión. Si soy de esos padres anticuados que el “computador me asusta”, pues el camino, es aprender y borrar ese “analfabetismo de nuestra modernidad”.

Supervisón. Esa es la recomendación de los expertos. Debemos conocer el acceso que tienen nuestros hijos al internet, debemos controlar el tiempo y la calidad de televisión que absorben nuestros muchachos, por que de lo que si estoy seguro, es que de este “descontrol informativo” quienes van a salir más beneficiados, son esos personajes que todos quisiéramos que no existieran hoy en nuestra entidad.

UN NUEVO MAESTRO, para una nueva forma de enseñar.

En diferentes ocasiones he señalado que la pobreza de un país depende directamente de la educación de su pueblo. A mayor educación, mayor desarrollo…

Si bien la calidad en la educación depende del tipo de instituciones y de sus planes de estudio, dentro del proceso enseñanza – aprendizaje la clave para el buen aprovechamiento académico, es el maestro.

El maestro, figura milenaria, es el guía que conduce al educando por el camino del conocimiento, desarrollando a su paso, el intelecto humano.

Si bien los seres humanos en general perciben y procesan la realidad de muy diferentes maneras, hoy en día la transmisión del conocimiento a los jóvenes es una tarea que se torna difícil, ya que nos enfrentamos a la gran cantidad de información multilateral y sin control que reciben a cada instante. Por tal motivo, el maestro tradicional rígido, enfrenta un choque en los grupos académicos de jóvenes que se traducen en un bajo porcentaje de aprendizaje significativo.

Hoy en día contamos con jóvenes que aprenden de muy diferente manera. Varios autores han englobado el aprendizaje de los actuales estudiantes en cuatro grandes grupos, pero todos igualmente valiosos.

En el primer grupo se encuentra los estudiantes que se interesan principalmente en el significado “inmediato de las cosas”, por tal motivo el maestro se debe preocupar por crear un razón.

En el segundo grupo encontramos a los jóvenes que se interesan en los hechos, que los lleven al entendimiento de lo tratado. Los maestros en este caso, deberán trabajar en solucionar los conceptos por medio del análisis del camino para llegar a ellos.

En tercer lugar se encuentran los jóvenes que se interesan en el funcionamiento de las cosas, por tal motivo los maestros deberán permitir que el alumno ensaye.

En último lugar se encuentran los jóvenes que se interesan en descubrir las cosas por ellos mismos, por lo que el instructor deberá tener la capacidad de permitir que el alumno construya el conocimiento y lo comparta a los demás.

Como vemos, existen diferentes tipos de estudiantes y cada uno aprenderá de mejor manera si el maestro es capaz de entender las capacidades de cada educando, potencializando sus habilidades y su capacidad de entender lo que se le está exponiendo.

En definitiva, lo que no nos podemos permitir en la actualidad, es la formación tipo “manada”, esa que se instruye por igual a todos sin importar la particularidad de cada ser humano. Y para intentar esta nueva manera de educar, debemos ser maestros flexibles y pacientes, con una gran capacidad de aprendizaje y crecimiento personal.

LA NUEVA ORIENTACIÓN VOCACIONAL

Los más importantes ingresos para nuestro país son en primer lugar el petróleo, en segundo lugar las remesas de los millones de coterráneos en el extranjero, y en tercer lugar, el turismo.

En últimas fechas hemos escuchado sobre las reformas urgentes que nos permitan estrategias para extraer el necesario “oro negro” de aguas profundas, a fin de poder contar con este precioso recurso que sostiene gran parte de nuestra actual economía.

Lo que aún parece extraño es que si analizamos las opciones educativas en México, son muy pocas las universidades que ofrecen licenciaturas que estén enfocadas a fortalecer las áreas que en la actualidad sostienen nuestra economía.

Por una lado las ingenierías no son recurridas por nuestros estudiantes, por el mítico “miedo a las matemáticas”, situación que causa extrañeza, cuando en la actualidad existen variadas técnicas que resuelven la instrucción en esta vital área del conocimiento.

Por otro lado, el turismo como licenciatura, y la administración de establecimientos turísticos, son áreas que han venido bajando su matrícula en los centros educativos.

En fin, tal pareciera que nos hace falta algo que encauce a nuestros jóvenes hacia la instrucción  que necesitamos para fortalecer nuestras mejores áreas.

Definitivamente tenemos que concluir que nuestra actual orientación vocacional de estudiantes no está resolviendo las necesidades, y simplemente los jóvenes  terminan por enfocarse a las carreras tradicionales, o a las que ellos consideran que les resolverá su futuro económico.

Desde ya, México necesita definir claramente su vocación. Cada estado deberá contribuir a esa vocacional nacional y a su propia vocación. Por ejemplo: Si en Aguascalientes tenemos graves problemas de agua, claramente no podemos seguir siendo considerados como un lugar de producción lechera, pero quizás sí, debiéramos ser un lugar donde se obtengan productos por medio de la transformación de la leche…

Lo que definitivamente necesitamos, es que las instituciones educativas de nivel superior se sumen al proyecto de ofrecer espacios académicos que aporten al fortalecimiento de las carreras que México necesita para crecer y consolidar nuestras actuales áreas económicas fuertes.

En definitiva, México necesita establecer estrategias para logar que las universidades apoyen en el fortalecimiento del las áreas que requerimos; y aunque el país seguirá necesitando profesionistas de todas las áreas, si debemos establecer una estrategia conjunta, que nos permita conocer el número de profesionistas que requiere el país por área de conocimiento (como lo hace el sistema educativo holandés), además de la creación de carreras que nos ayuden a fortalecer las áreas que son vitales para el sostenimiento de nuestra economía en cada estado, y por supuesto, del país.

LA DIFERENCIA ENTRE ÉXITO Y FRUSTRACIÓN

Para el premio Nóbel de Literatura Gabriel García Márquez, las dos decisiones más importantes de la vida, y las cuáles marcarán nuestra existencia, son: La carrera que vamos a estudiar y el con quien decidimos casarnos…

Para muchas familias de nuestra ciudad, esta época del año se convierte en un momento de profunda preocupación, cuando en nuestros hogares existe un hijo a punto de ingresar a la universidad.

Hoy en Aguascalientes contamos con más de 20 universidades que nos ofrecen diferentes opciones para que nuestros hijos se preparen en el enfrentamiento a un mundo que cada vez se torna más complejo y con menos oportunidades.

Universidades tradicionales, universidades que pertenecen a sistemas nacionales, “seudo-universidades”, universidades light, “universidades de garaje”, en fin, diferentes opciones se presentan para que nuestros jóvenes se desarrollen profesionalmente.

Es cierto, la educación marca la diferencia entre el desarrollo y la pobreza en los países… y aunque estudiar una licenciatura no nos garantiza un futuro laboral seguro, si nos ayuda para que nuestro espectro de posibilidades de desarrollo, se amplíe.

Hoy, jóvenes y padres de familia se enfrentan a la difícil decisión en la escogencia de la universidad en la cual sus hijos cursarán la opción profesional que consideren más adecuada.

Yo personalmente creo que una buena universidad debe ofrecer al estudiante una formación integral que lo desarrolle no sólo como profesionista, sino que también le ofrezca herramientas para que el joven sea cada vez un mejor ser humano.

También, una buena universidad debe tener todos sus programas avalados por la Secretaría de Educación Pública, o por los Institutos de Educación de los Estados. Este requisito es el primer punto que los Padres de Familia y Jóvenes, deben exigir a las instituciones educativas que visiten en su búsqueda.

Posteriormente, y como padres de familia responsables con la educación futura de nuestros hijos, debemos analizar si la universidad que visitamos cuenta con profesores especializados, programas de investigación, certificaciones de terceros, instalaciones idóneas para la instrucción de la licenciatura a escoger, laboratorios especializados, ambiente de estudio serio y ordenado, desarrollo empresarial y de liderazgo, fomento deportivo, desarrollo cultural, y programas de crecimiento personal y apoyo social.

La educación es el regalo más valioso que le podemos ofrecer a nuestros hijos;  por lo que la escogencia de la universidad será un importante paso para que ese futuro sea más seguro y promisorio.

Es importante que comparemos antes de tomar esta importante decisión, ya que quizás ésta, marcará la diferencia entre el éxito o la frustración.

UN BUEN AVANCE…

Definitivamente nuestro vecino del norte es el más importante socio comercial con que contamos en el país. Miles de productos nos llegan cada día, y a la vez, enviamos gran cantidad de consumibles naturales y procesados, además de muchos otros artículos que de gran calidad elaboramos en México.

Los Estados Unidos han venido experimentando desde hace algún tiempo una gran carencia de profesionistas en varias áreas de la salud. Enfermería, medicina, rehabilitación, trabajo social y odontología, entre otras, son las carreras que más demandan los hospitales, y en general la población estadounidense.

Las instituciones educativas en México tienen una excelente área de oportunidad, ya que por la cercanía y calidad educativa superior en salud de nuestro país, deberíamos ser los proveedores de los profesionistas que demanda esta potencia mundial. Si en la actualidad un residente médico en Chicago (aclarando que aún no se recibe como médico) percibe alrededor de 45 mil dólares por año, encontramos que este país sería una gran oportunidad de desarrollo para los profesionistas mexicanos que optaran por desarrollarse con calidad en alguna de las áreas de la salud demandadas por los Estados Unidos.

En muchos casos el mismo gobierno estadounidense apoya a los médicos para que establezcan su propia clínica en sitios estratégicos, con el fin de que den cobertura en salud a diferentes sectores de la población.

Desde hace dos años, la Universidad Cuauhtémoc trabajó en un enlace de colaboración con la Universidad de Illinois en Chicago UIC. Este proyecto buscaba afiliar a la carrera de medicina de la Cuauhtémoc con la escuela de medicina de la Universidad de Illinois, a fin de intercambiar alumnos para la aplicación de residencias médicas, apoyo y trabajo conjunto en proyectos de investigación, intercambios de maestros, organización de congresos, entre otros. La importancia y trascendencia del logro de este proyecto, es que la universidad de Illinois es la mejor escuela de medicina pública de los Estados Unidos, y este enlace, es el primero que llevan a cabo con una universidad latinoamericana. Tal parece que otras universidades vieron la importancia de esta afiliación, que ya son 3 universidades mexicanas, entre las que sobresale la UNAM, las que ingresaron a la lista de espera para afiliarse a esta prestigiada institución, que entre otras cosas cuentas con alrededor de 30 mil estudiantes.

Hoy la Universidad Cuauhtémoc se encuentra de manteles largos, hoy, y para los que dudaron de la calidad de la enseñanza de la medicina en esta institución, queda completamente demostrado, gracias a la revisión exhaustiva que realizó la universidad de Illinos para aceptar a nuestra institución como afiliada, que el trabajo honesto, comprometido y sin intereses ajenos a los de la propia educación, logra importantes avances que benefician a la enseñanza en nuestro país, más aún cuando nuestra educación mexicana necesita mayor trabajo y compromiso que le augure a nuestros egresados un mejor desarrollo en un mundo que cada día nos exige ser mejores.

En definitiva, pongámonos a trabajar con esmero y seriedad, dejando de lado la crítica destructiva que molesta y divide, y veamos mas bien a la educación, como la oportunidad de luchar por un mejor país.

ROMPE TU BURBUJA

Cada día vemos a un mayor número de padres de familia que no saben que hacer con sus hijos. Poca comunicación, agresividad, grosería, entre otros, son elementos cotidianos en el trato con ellos.

La actual generación X, la que abarca a los menores de 20 años, es una generación que diariamente recibe el mensaje de que el único camino para ser exitoso es ser guapo, delgado y rico; donde además, el consumo de alcohol y drogas es algo cotidiano y normal para este estereotipo. Esta generación se caracteriza por la soledad y por el contar con muy pocas habilidades para expresarse… quizás allí se encuentre la raíz del problema.

Nuestros hijos son la mejor oportunidad que tenemos de expresar lo mejor que tenemos. Definitivamente no podremos cambiar el entorno que vivimos (violencia, hostilidad, codependencia, adicciones, materialismo, falta de valores, falta de fe), sin embargo dependerá de nuestra actitud el que podamos impactarlos positivamente.

Para la escritora Trixia Valle existen 7 pasos que nos ayudarán a construir una relación sana con nuestros hijos:

  1. Regresar a las bases: Es necesario volver a conectarnos por medio del amor que es entrega incondicional, ya que el amor es la única fórmula para terminar malos entendidos y problemas.
  2. Ser proactivos en nuestro radio de acción: Existen dos radios, uno externo que no podemos influir (clima, economía, la existencia de drogas, entre otros), y el interno, en el que podemos influir (reglas, límites, relaciones con los demás).
  3. Entender para ser comprendidos: Muchas veces queremos comprender a nuestros hijos para que estos se apeguen a nuestras reglas, a diferencia del psicólogo, y allí radica su éxito, que sin importar como se porte su paciente, lo que busca es comprenderlo. En definitiva, para una sana relación debemos comprender de raíz.
  4. Escuchar con empatía: Significa escuchar poniéndose en el lugar del otro. Muchas veces escuchamos sólo para buscar tener la razón en el punto y olvidamos la entrega, cuando ya sabemos que contestar.
  5. Límites claros: Los límites son o no son, los límites son inamovibles, claros y conocidos por todos.
  6. Creer en los hijos: El mejor secreto para amar, es ser amado; el mejor secreto para hacer lo correcto es saber que los demás confían en nosotros. La fe es la mayor forma de expresar amor. En definitiva, no hay mayor halago que saber que alguien cree en nosotros.
  7. Ser congruentes, ambos padres: La pareja debe ser uno solo frente a los hijos, evitando caer en chantajes, por lo que ambos deberán estar enterados antes de dar los permisos. Nuestro ejemplo resulta el más poderoso método para establecer reglas de comportamiento.

Cada relación tendrá sus particularidades, sus problemas, sus avances. En nosotros estará la posibilidad de influenciar en nuestros hijos para que la convivencia familiar se construya sobre bases firmes de un diálogo serio, pero de mucha confianza.

En conclusión, la comunicación con nuestros hijos deberá ser común, cotidiana, y espontánea, pero siempre en el entendido de que el amor no es negociable, para que cuando nuestros hijos se equivoquen sepan que hicieron mal, pero que sus padres los siguen amando y que estarán allí por siempre.

LA NUEVA FERIA…

Ya llevamos avanzada gran parte de la versión 180 de nuestra feria de San Marcos y definitivamente debemos reconocer el gran cambio que ha tenido nuestra fiesta aguascalentense…

Este año vemos una feria madura, con mayores y mejores espectáculos, variada, “globalizada”, pero lo más importante, una feria que comienza a reconocerse no sólo por el alcohol que se consume, sino por la calidad de sus eventos.

Si bien la feria es un espacio propicio para los excesos, cada quien decide que tamaño y giro le da a su “hilacha”, por que además de los bares y “antros”, también existen eventos de primer mundo que nunca habíamos tenido la oportunidad de apreciar.

La feria logró mayores espacios para la familia, para la convivencia, para disfrutar de las tardes, y no únicamente de las noches.

Si bien existen problemas de abuso de alcohol, accidentes, robos, riñas, entre otros, también debemos señalar que esta feria está teniendo un mayor compromiso de las autoridades. Vemos más vigilancia, incluyendo la aérea, mejores operativos, más puestos de control… en fin, hoy tenemos una feria que nos hace sentir mejor.

En diferentes ocasiones los medios de comunicación se centran en los disturbios y problemas que se generan por los abusos del festejo, y es que también es cierto que este año tenemos muchos más visitantes que de costumbre gracias a la excelente promoción que se hizo a nivel no sólo nacional, sino también internacional; situación que hace más compleja la vigilancia y el control en los espacios feriales. Pero definitivamente debemos aceptar que este año se ha hecho un mayor esfuerzo de las autoridades por conservar el orden, sin embargo los problemas  se presentan por que mientras mayor sea la feria, más variedad de personajes albergaremos.

Que nuestra feria sea un evento de conocimiento mundial, es un gran acierto de nuestros gobernantes, ya que hoy podemos presumirle al mundo un festejo que ya está a la altura de los mayores eventos mundiales. Por que hoy tenemos una feria con mejor infraestructura, con mayor orden, y un amplio equipamiento. Una feria no sólo de abusos, problemas y conflictos, sino una feria incluyente, que invita a los diferentes niveles socioeconómicos a la convivencia familiar.

La fiesta, esa que se asocia a todos los problemas (drogas, alcohol, abusos), seguirá aquí y allá. No podemos seguir culpando a otros del control que nosotros no tenemos con nuestra familia y con nosotros mismos. Por que definitivamente el orden y el control dependen de nuestro libre albedrío, y nuestra capacidad de guiar a quienes dependen de nosotros, así que no sigamos echándole la culpa de nuestras incapacidades a las autoridades de nuestro Estado, por que a pesar de los problemas que hoy tengamos por nuestra feria, este año podemos decir que nuestro festejo dio un gran paso para convertirse no únicamente en la cantina de México, sino también en una fiesta familiar.

SAN MARCOS 2008. Tomemos nuestras propias medidas.

En pocos días iniciará en Aguascalientes nuestro más importante festejo, donde tendremos la oportunidad de recibir a miles de visitantes que serán parte de los eventos culturales, deportivos, y de la gran diversión que promete nuestra Feria de San Marcos 2008.

La feria, la más importante de México, se vestirá de gala teniendo como país invitado a España, por lo que durante un mes tendremos la oportunidad de sentirnos más cerca del país europeo.

Si bien la feria es un espacio de esparcimiento necesario para nuestra sociedad, por otro lado es el inicio de las preocupaciones de muchos padres de familia que ven en el festejo el espacio donde sus hijos pierden la compostura, arriesgando inclusive su integridad.

Y es que nuestra ciudad tiene cifras preocupantes. Según las encuestas del Consejo Interuniversitario contra las Adicciones, en nuestra ciudad 8 de cada 10 jóvenes universitarios son consumidores habituales de alcohol (una o dos copas por semana como mínimo), siendo el 52% hombres y el 48% mujeres, situación que se presenta aún mas preocupante cuando conocemos que somos uno de los primeros Estados de la República con mayor número de accidentes de tránsito por conductores en estado de ebriedad.

Por otro lado encontramos que 7 de cada 10 jóvenes de educación superior alguna vez en su vida han probado una droga ilícita, sin que esto quiera decir que son adictos, pero lo más preocupante es que el 98% fueron inducidos por sus propios amigos. Las drogas más comunes en consumo fueron la marihuana, la cocaína y en último, las drogas químicas.

También debemos recordar que según nuestras autoridades nacionales, en México existen 3 millones de alcohólicos y 10 más en proceso de serlo; de estos últimos muchos son jóvenes universitarios.

Otro dato que nos debe llamar la atención es que el 50% de los jóvenes que consumen alcohol antes de los 18 años, se convertirán en alcohólicos.

Como vemos el alcoholismo y la drogadicción son temas que definitivamente nos deben preocupar a quienes somos padres de familia.

Yo realmente considero que para nuestro máximo festejo debemos generar una estrategia tripartita entre Gobierno, instituciones educativas y por supuesto, la familia.

En primera instancia nuestras autoridades deberán generar las normas de control y vigilancia que nos ayuden a evitar los excesos. Por otro lado las instituciones educativas deben desde ya comprometerse con el problema, instruyendo a los alumnos sobre las consecuencias y el peligro del descontrol, y apoyar a los padres de familia con capacitación en cuanto al manejo preventivo de este tipo de situaciones, además de las acciones a seguir cuando el problema ya es una realidad familiar.

Por último, la familia deberá ser quien, por medio de un diálogo real y de confianza con los hijos, estipule las reglas y normas que se deberán seguir durante los espacios de diversión.

Definitivamente nada nos garantizará la seguridad de nuestros jóvenes, pero personalmente considero que un trabajo conjunto nos ayudará a evitar las consecuencias de dejar la guía de nuestros hijos, únicamente en mano de sus amigos.

EL KILÓMETRO DEL LIBRO. Una buena contribución hacia el desarrollo

Personalmente considero que el desarrollo de un país depende del nivel educativo de su población, y este nivel, estará directamente relacionado con la habilidad que tenga su gente con respecto al hábito de la lectura.

Hablando de los países con altos porcentajes de lectura, encontramos a Suecia donde el 80% de su población ha leído por lo menos un libro en su vida. Siguiéndolo muy de cerca, está Finlandia con un 75%, e Inglaterra con un 74%. Japón también tiene buenos resultados, encontrando que el 91% de su población cuenta con el hábito hacia la lectura.

Para la UNESCO, el 56.4% de los mexicanos leen libros, pero únicamente el 2% tiene un real hábito de leer.

Y aunque la UNESCO nos alentara con un reconocimiento, luego de que desde el 2001 iniciara con su premio anual de engalanar a una ciudad como “Capital Mundial del Libro” por los esfuerzos para fomentar la lectura, entregándolo en el 2007 a una ciudad latinoamericana, Bogotá; aún así seguimos atrasados en cuanto al promedio de libros leídos, situación que considero como un elemento que nos aleja del desarrollo que esperamos para esta región del mundo.

Los datos son claros, en México se leen 2.9 libros por habitante cada año y en Argentina 4.6. Lo que realmente nos preocupa, es que por ejemplo en Canadá se leen 17, en España 7.7, en Portugal 8.5, y en Italia 12, sin ser estos últimos los países en que más se lee en el mundo.

Es claro, aún tenemos un atraso enorme en este aspecto clave para el desarrollo personal y del país en que se habite.

Hace unos días en Aguascalientes la Alcaldía de la ciudad lanzó una convocatoria a la ciudadanía para que entre todos  lográramos donar un número importante de libros que construyeran físicamente un “Kilómetro del Libro – Participemos y Hagamos de las Palabras Ríos”, con el cual se iniciaría la implementación de varias bibliotecas en diferentes comunidades de nuestra ciudad capital.

Personalmente considero que esta iniciativa es sumamente importante para impulsar en nuestros jóvenes el hábito hacia la lectura, lo que nos ayudaría, entre otras muchas cosas, a alejarlos de tantos problemas sociales que vivimos en la actualidad.

México necesita de más lectores, pero también de más mentores… si todos los que disfrutamos de este hábito nos sumamos al proyecto de apoyar, motivando a otro que quizá no tiene acceso a los libros por su costo, esto nos hará ser diferentes, contribuyendo a una sociedad más educada y por ende, con mayor posibilidad de desarrollo.

22 DE DICIEMBRE DE 2012: The end.

Para la impresionante cultura maya, una de sus principales profecías escrita hace mil 500 años, expone que el fin del mundo conocido será en 22 de diciembre del año 2012…

Preocupa a los científicos actuales esta profecía, ya que si revisamos algunas emanadas de esta cultura, vemos que se han cumplido con impresionante exactitud.

“Para los mayas el próximo 22 de diciembre del 2012 nuestro sol recibirá del centro de la galaxia un rayo sincronizador que iniciará un nuevo ciclo cósmico”.

En medio de catástrofes, conmociones y cambios en la composición material y el funcionamiento de la galaxia, se acabará nuestra civilización, dando paso a mutaciones inciertas para los seres humanos.

Para los mayas, en poco mas de cuatro años, nuestro bello planeta azul se encargará de limpiarse y renovarse dando paso a quizá una nueva forma de vida que entienda su posición dentro de él.

Por lo pronto nosotros seguimos en nuestra propia historia de horror. A la madre naturaleza le declaramos la guerra hace mucho tiempo. Diariamente enviamos a la atmósfera 11 mil toneladas de gases y humos tóxicos; nos encargamos de talar más de 15 millones de hectáreas de bosque cada año… en América latina talamos 22 hectáreas por minuto…

Entre nosotros también estamos en guerra. El racismo creciente en algunos países de Europa, la esclavitud que aún nos duele presenciar, las interminables guerras santas (que aún nos cuesta entender en occidente), las guerrillas, la pobreza y la desigualdad aceptada diariamente por todos, en países ricos y pobres… la increíble violencia interna con los de nuestra propia sangre…

En fin, según los mayas nos queda un poco más de 4 años y nosotros seguimos sin entender nuestra posición en el planeta…

¿Hasta cuando lograremos entender el dolor del otro? ¿Hasta cuando tendremos la visión de ayuda y compromiso con quien más nos necesita?

Mientras tanto nuestros gobernantes siguen trabajando por sus beneficios y el de sus cercanos, para asegurar un futuro que quizás no exista…

Y nosotros, ¿cuál es nuestra posición en el momento?

Por lo pronto nuestro compromiso debiera ser el de buscar cada día ser una mejor persona en el espacio donde nos haya tocado habitar. Luchando por ser un mejor padre o madre, un mejor esposo o esposa, y un excelente compañero de trabajo, que esté dispuesto a tomarse el tiempo de apoyar a quien requiera de nosotros. Una persona dispuesta a regalar vida dándole una sonrisa al niño del semáforo. Una persona capaz de ser feliz, a pesar de tener que partirse el lomo cada día para conseguir el sustento. Un ser integral que entienda que el presente será el detonador de un mejor futuro; un futuro donde cada quien tenga su espacio y se sienta parte de él… un futuro, que aunque para los mayas sea tan sólo de 4 años, estemos preparados para sentir que fuimos capaces de aportar algo para que nuestro alrededor sea un lugar mejor para quienes nos rodean.