INGENIERÍAS: UNA ALTERNATIVA LABORAL

Cada vez es más común conocer de egresados universitarios que se suman a las filas del desempleo. Tal parece que el estudiar una licenciatura no garantiza un futuro laboral seguro, y más cuando la calidad en ciertas instituciones de educación superior en México, es un tema fuera de agenda.

Carreras tradicionales como Derecho, Contaduría, y Administración, entre otras, son consideradas por las autoridades educativas como “saturadas”, lo que significa que cada año se suman a las filas de estos profesionistas un número mayor de egresados, al que el mercado puede recibir.

Lo que parece contradictorio es que en el país se siguen abriendo universidades y  “seudo universidades” cada año, en las cuales se ofertan estas licenciaturas “saturadas”, por la sencilla razón de que para su instalación únicamente requieren de un aula y un “supuesto catedrático”.

Tal pareciera que el tema de la pertinacia en la impartición de ciertas carreras en el país, sigue siendo secundario, lo que termina por favorecer a estas “supuestas universidades” que se aprovechan de la ignorancia y desconocimiento de la población.

En nuestro país existen necesidades en muchas áreas del conocimiento. Hace falta mayor investigación en algunos campos que proveerían un excelente desarrollo para los futuros profesionistas, pero que por falta de una planeación estratégica nacional transmitida a los educandos por medio de una real orientación vocacional, terminan ubicándose en ciertas licenciaturas por recomendaciones de amigos, por tradición familiar, o por la agresivas campañas publicitarias de una u otra universidad…

En China por ejemplo, el 60% de los estudiantes universitarios (que en la actualidad son alrededor de 20´000.000) se encuentran estudiando una ingeniería, lo que claramente nos demuestra que como país tienen un objetivo muy determinado hacia convertirse en el corto tiempo, en los proveedores mundiales de la tecnología que utilizaremos.

En México por ejemplo, contamos con alrededor de 2´800.000 estudiantes universitarios y únicamente el 20% están inscritos en alguna ingeniería, cuando es esta área del conocimiento la que mas vacantes ofrece por año.

El 80% de los empleadores de ingenieros en México han sufrido problemas serios para la contratación de su personal por lo que han optado por la importación de estos profesionistas a diferentes países de Centro y Suramérica.

Definitivamente existe un campo de trabajo virgen en el país, el cual sigue mitificándose, según los estudiosos del tema, por el profundo miedo que tienen nuestros jóvenes a la enseñanza de las matemáticas; misma que se instruye de igual manera desde hace muchísimos años.

Es claro; requerimos de una reforma educativa nacional que nos permita generar directrices en base a la planeación que como país tenemos en el mediano y largo plazo. No podemos continuar formando jóvenes desorientados que culminan licenciaturas al vapor, y que día a día siguen acrecentando el problema del desempleo y subempleo en México.

APROVECHÁNDOSE DE LA IGNORANCIA

Desde mi particular punto de vista considero que un país ignorante está condenado a ser pobre…

En la actualidad vemos como el Gobierno ha tenido que confiar en las instituciones de educación superior  privadas como alternativa de formación de los educandos ante la imposibilidad propia de ofrecer una educación gratuita al total de la población.

Existen diferentes tipos de instituciones educativas privadas, algunas con muy buenos estándares de calidad, y otras que la verdad, abusan de las ilusiones de un joven que aspira a desarrollarse en un medio cada vez más competido.

Para que una institución privada pueda operar en un estado, requiere de una acreditación de las autoridades educativas denominada Registro de Validez Oficial de Estudios (REVOE); y cada una de las licenciaturas que desee impartir, deberán contar con un REVOE que avale los estándares mínimos de calidad y pertinencia que las autoridades requieren para dar esta autorización.

Cuando una Licenciatura pertenece al área de la salud, se deberá además del REVOE, contar con la autorización de la Comisión Interinstitucional para la Formación de Recursos Humanos para la Salud (CIFRHS), organismo descentralizado de la Secretaría de Salud, pero que regula la calidad de los planes de estudio de esta área en específico.

Para este año contamos ya en Aguascalientes con 23 Universidades que se encuentran bajo la supervisión y control del Instituto de Educación de Aguascalientes, las cuales trabajan de manera legal en el estado bajo los criterios mínimos de calidad que requiere la enseñanza educativa superior.

Pero además de estas instituciones, existen otras 5 “supuestas universidades” que operan en nuestra entidad sin ningún tipo de permiso, engañando a nuestros jóvenes con planes de estudio sin validez oficial, cobrando colegiaturas económicas por un servicio que al final de cuentas no le servirá al educando como documento que avale legalmente la profesión que pretendió estudiar.

Como padres de familia debemos estar muy pendientes de esta situación pidiendo a las instituciones de educación superior que nos acerquemos, exhiban los permisos que los acrediten para estar en el estado como institución de educación superior, además de las acreditaciones emitidas por la autoridad educativa estatal  para impartir las licenciaturas que se estén ofreciendo.

Educar a nuestros hijos es una responsabilidad que marcará su futuro.; también demanda de un gran esfuerzo económico, por lo que dejar la formación de nuestros jóvenes en manos de mercenarios sin escrúpulos, desafiantes de la autoridad, que deciden jugar con las ilusiones de nuestra juventud, es una acción que no nos podemos permitir.

Como anotaba al inicio, la ignorancia se traduce en pobreza… pero el rompimiento de esta constante dependerá del trabajo por una educación de calidad que garantice la formación integral de nuestros estudiantes partiendo de la base del respeto por las autoridades que nos rigen.

¿ADICCIONES AQUÍ? DUELE CONFIRMARLO.

Desde hace algún tiempo hemos visto con profunda preocupación el incremento importante en el consumo de drogas ilícitas en nuestro Estado. Igualmente hemos encontrado que el consumo de alcohol se ha vuelto más común entre nuestros jóvenes…

Y es que la población menor es la mas vulnerable a esta ola que invade a quienes serán el futuro de nuestra sociedad.

Hoy vemos con tristeza como los medios de comunicación nos han ubicado como uno de los Estados con el mayor índice de consumo de estupefacientes entre los estudiantes de nivel medio superior y superior de la República. Si bien no es una novedad, ya que desde hace mucho tiempo hemos venido detectando el incremento, si nos llena de dolor el conocer que ya la República entera conoce de este “pecado” que tanto nos preocupa, pero por el que realmente hemos hecho poco, o no lo suficiente…

Cada fin de semana basta con darse una vuelta por los diferentes centros de entretenimiento nocturno, o simplemente recorrer después de la media noche las calles de la ciudad, para encontrar la gran cantidad de jóvenes, de todos los niveles socioeconómicos, que pierden la compostura llegando a niveles de consumo de alcohol e ingesta de drogas, similares a los de países de los cuales no hace no mas de diez años nos alejábamos considerablemente.

Ya es una realidad… El mito ya no es mito, y el tabú definitivamente hay que romperlo. Si bien es un tema doloroso para la sociedad en general y más para las familias que sufren el problema en su interior, aún es tiempo de lanzar una estrategia conjunta que nos ayude a mitigar el problema.

Definitivamente la estrategia de combate a esta “sombra” deberá estar orientada en tres partes. La primera y la más importante, es la encaminada al fortalecimiento del seno familiar. El diálogo como lazo de confianza con nuestros hijos. El “tiempo real” que nos ofrecemos como familia, y ante todo la autoridad que como padres de hogar nos debemos para establecer las reglas al interior de la familia. No olvidemos que la capacitación especializada de los padres en el manejo de situaciones complejas (drogas, alcohol, bulimia, depresión, etc.) es vital para no cometer errores que en la actualidad han estado costando demasiado caro. Existen muchas organizaciones que de manera gratuita imparten talleres que nos ayudan en la tarea de apoyar y guiar a nuestros muchachos.

La segunda parte de la estrategia es el compromiso de las instituciones de educación por estar alerta con cada uno de los jóvenes en su interior. Ya la formación “tipo manada” debe ser parte del pasado, renovando a una escuela que entienda a cada uno de sus estudiantes como un ser individual del cual debe conocer sus mas mínimos detalles. Igualmente y partiendo de que la educación es una tarea tripartita (una parte la pone el estudiante, otra la esuela y otra la familia), ya es una obligación de las escuelas el capacitar a los padres de familia en los temas que le ayuden a solucionar los problemas ajenos al proceso enseñanza- aprendizaje, pero que lo entorpecen.

Y la tercera parte de la estrategia es la que deberá comandar el Gobierno Estatal a partir de un análisis concienzudo que le ayude a conocer a detalle la dimensión de la situación, invirtiendo los recursos necesarios para atacar los diferentes niveles que componen este problema.

Si bien las adicciones ya no son un problema lejano, tampoco nos encontramos sumidos en un caos sin solución. Dependerá de nuestra propia voluntad y la de nuestros dirigentes el tomar “al toro por los cuernos”, haciéndole saber que tenemos la capacidad de trabajo conjunto que se necesita para que nuestra juventud si tenga el futuro que esperamos.

OTRA VEZ DE LO MISMO…

De nuevo un proceso electoral local, y son diferentes las estrategias de los candidatos para presentarse ante la sociedad y ganarse un lugar en el subconsciente de quines los elegirán en muy poco tiempo.

Carteles, pasacalles, engomados, volantes, en fin, son las estrategias que se utilizan por los candidatos para convencer al pueblo de que su cara es la mas convincente para gobernar o legislar en el próximo periodo.

Es increíble como la ciudad se transforma en estos días, llenándose de imágenes en cada esquina y crucero, con cuidadas fotografías que son logradas por los asesores, que ayudan a encontrar la mejor cara y sonrisa de uno u otro de los competidores. Caras alegres, seriedad en algunos casos, pero todos, buscando su estrategia que convenza en una sola toma, al desprevenido elector.

Definitivamente son miles de pesos los que se invierten en estos procesos; miles de recursos que una vez finalizada la lucha, se recolectan y simplemente se destruyen, poniendo en la basura la felicidad del ganador y las dudas de quien se quedó en medio del camino.

Realmente considero que los procesos electorales en México y en gran parte de Latinoamérica y el mundo, son obsoletos. Pancartas, globos, volantes, etc., son una manera demasiado limitada y estéril de dar a conocer a los contendientes, en un país cada vez más pensante, donde ya no es tan fácil obligar al votante a entregar su decisión por una torta o una despensa, en el mejor de los casos.

Realmente considero que ya es tiempo de modernizar este tipo de procesos buscando limitar la agobiante y contaminante parte visual, enfocándonos en mayor medida en conocer masivamente las propuestas y personalidades de quienes pretenden siempre, mejorar nuestra ciudad.

Debates en Universidades, propuestas educativas callejeras (como la exitosa campaña del Dr. Antanas Mocus para la Alcaldía de Santa Fe de Bogotá, quien no invirtió ni un peso en promocionales visuales, logrando la mayoría de los votantes en entrevistas improvisadas en los camiones de servicio público), visitas a las viviendas directamente por los candidatos y no por sus miles de asistentes, presentaciones equitativas en los medios de comunicación… en fin, muchas ideas pudieran surgir en un nuevo proceso que valore con mayor decencia el intelecto del votante, ayudándonos a olvidar definitivamente esa común idea de que quien mas recursos económicos invierte, es quien seguramente logrará la victoria. En definitiva, menos pesos y mayor profundidad en el conocimiento de las futuras acciones…

Como ciudadanos tenemos una obligación con el país y en este caso con nuestro estado, será pues una labor doblemente interesante descifrar las intensiones de un candidato a través de sus mejores ángulos, y a la vez hacernos de los medios para conocer las propuestas que cada quien expone para llegar a la meta esperada…

Lo que si no nos podemos permitir es la inmovilidad y pasividad de decisión a causa del desconocimiento de las propuestas de los competidores. Es una obligación ciudadana el hacernos de la información que de manera responsable nos lleve a apoyar a quien o quienes consideremos lo mas adecuados para gobernar la ciudad en la que todos queremos vivir.

INVESTIGACIÓN Y CREATIVIDAD: OTRO CAMINO LABORAL.

Cada día es mas común encontrar jóvenes profesionales que se suman a la filas de los desempleados de nuestro país. Y es que la saturación de algunas carreras han llevado a que a estos estudiantes se les dificulte inclusive el cumplir con la realización de sus prácticas profesionales.

Licenciaturas como derecho, comunicación y psicología, entre otras, suman cada año a sus filas, a un número exagerado de jóvenes que frustran sus aspiraciones al encontrar que el mercado nacional no es capaz de absorberlos a todos.

Definitivamente son varias las causas de este grave problema nacional; pero definitivamente lo haríamos menos complejo, si lográramos crear un adecuado proceso de orientación vocacional, basado en la planeación, que de México, tuvieran nuestras autoridades.

Y es que en los últimos años el tema de la orientación vocacional de nuestros jóvenes, se ha convertido en la exposición de la simple oferta educativa con que cuentan nuestras universidades, y en la aplicación de algunas “pruebas tendenciosas” que llevan a los futuros estudiantes universitarios, a la escogencia de una u otra carrera, en determinada institución de educación superior.

Es increíble encontrar que para finales del 2006, el 70% de los estudiantes universitarios Chinos se encontraban estudiando alguna ingeniería. No es casualidad; el gobierno de este país tiene muy claro que para un futuro muy cercano, serán ellos quienes desarrollen la tecnología que requerirá nuestro planeta.

En nuestro país, menos del 10% de nuestros universitarios están en el área de las ingenierías, lo que nos lleva a una deducción lógica, de que en el futuro inmediato, seguiremos importando la tecnología de avanzada, como hasta ahora lo hemos hecho.

Desde mi particular punto de vista, considero que es necesario impulsar entre nuestros estudiantes, su “desarrollo creativo máximo” enfocado a la investigación.

El camino de la investigación en México ha estado desarrollado principalmente por no mas de 3 instituciones que aportan casi el 70% de la investigación que se genera en el país.

En vista del panorama de saturación de carreras y crecimiento paulatino del desempleo y el subempleo, es una obligación del sistema educativo nacional, obligar a las instituciones de educación, a trabajar en programas de desarrollo investigativo que inculquen en nuestros educandos, la semilla de la producción de conocimiento, cambiando la vulgar idea de que la investigación es realizada por un “científico sin vida”, enclaustrado en un laboratorio desconocido.

Fundaciones internacionales como la de Bill Gates trabajan arduamente en promover el “desarrollo creativo máximo” como una oportunidad de solución del futuro laboral de los profesionistas de diferentes países del mundo.

Será pues un compromiso nacional, buscar alternativas de solución que aprovechen las capacidades de nuestros profesionistas, desarrollando su potencial creativo, encaminado a resolver problemas actuales de la sociedad, o a la simple mejora de los procesos que hoy consideramos resueltos.

UN, DOS, TRES, A LLORAR OTRA VEZ.

Cada vez son mas frecuentes los infartos debido a niveles elevados de estrés. Entre la mala alimentación y la presión por sacar la “papa” del mes, México ocupa el segundo lugar mundial en muertes por problemas cardiovasculares.

Y es que el vivir para trabajar se ha convertido en la ley de la mayoría de los que “sufrimos” el actual siglo de la “post modernidad”.

Con mayor frecuencia en el mundo actual, las políticas neoliberales han alejado a las mayorías de una supervivencia digna, arrinconándolos cada vez más, a la simple supervivencia del día a día.

La pirámide económica mundial, se reduce en su piramidión, dejando la mayor concentración de dinero en unos cuantos personajes que acaparan el mayor porcentaje de los recursos económicos del planeta.

Casos como los de algunos países de África y América nos llenan de profunda tristeza, encontrando que cada día son mayores y vergonzosas las diferencias entre los países pobres y las superpotencias mundiales.

México por ejemplo es toda una contradicción. Encontramos que más de la mitad de su población es considerada pobre y sin embargo somos el segundo país del mundo con mas número de aviones particulares en relación con su número de habitantes.

Definitivamente nuestra responsabilidad es mucha; aunque es perfectamente entendible que nuestra principal tarea sea tratar se sobrevivir con nuestra familia, dejando a un lado los problemas y carencias que pudiesen tener los que nos rodean.

Cada día tenemos un compromiso en cuanto a lograr que quienes están a nuestro lado, vean en nosotros personas capaces de aligerar la carga que soportan en su diario acontecer.

En países como el nuestro es difícil preocuparnos por la felicidad y tranquilidad del otro, ya que comúnmente estamos inmersos en la solución de nuestras inquietudes, pero cualquier sonrisa que salga de nosotros ayudará al “vendedor de rosas” o la niña del semáforo”, a sentirse parte de este mundo y no ajenos a un territorio de dolor y carencias que por coincidencia del destino, han tenido que vivir.

Si realizamos un resumen muy global encontramos en la actualidad un mundo divido en dos. Por un lado la opulencia que en ciertos casos insulta, capaz de un derroche que no logra llenar los vacíos de infelicidad; y por otro lado un dramático incremento de seres humanos que no logran, ni siquiera, su mínima supervivencia diaria.

La clave de reorganización del mundo esta lejos de encontrarse. Gran parte de África por ejemplo, se ha convertido en el espacio publicitario de unos cuantos actores famosos y políticos sinvergüenzas, que ven en el sufrimiento del continente negro, la posibilidad de darse a conocer, o de aumentar su popularidad. Para mi es bastante grotesco ver como las “contratadas cámaras” siguen a estos famosos en sus giras, y presentan su entrega de “limosnas” como cuando damos un cacahuate a una especie del zoológico.

La verdad nos falta mucha entrega y compromiso con nuestra sociedad. Si bien nuestra profesión u oficio se convierte en nuestro modo de vida, realmente tenemos que “romper la burbuja” y hacer algo por la gente que nos encontramos en nuestro camino.

No se trata pues, de simplemente entregar las sobras que caen de nuestra mesa, sino más bien de un compromiso de escucha y apoyo a quienes nos rodean.

¿Sabemos del sufrimiento de la anciana de la esquina?, ¿Conocemos de las inquietudes del jardinero de nuestra empresa?… Ellos también son parte activa de esta sociedad injusta que los ha ubicado en una posición de sumisión y escasez…

De nosotros será la responsabilidad de mirar alrededor y aportar a los demás nuestro espacio de escucha y apoyo. De nosotros será la gran responsabilidad de enseñar a nuestros hijos sobre el valor de la humildad, sobre la entrega desinteresada, y sobre todo, de la capacidad de entender un mundo de desigualdades e injusticias que en muchos países del mundo ya ha tocado fondo.

Miles de niños que mueren de hambre, prostitución infantil, pornografía, guerrillas, delincuencia, etc., etc. Todas situaciones generadas por la intolerancia y la falta de lógica. Todas generadas por la angustiante necesidad de atiborrar dinero en un banco.

Quizás no somos culpables de tales desórdenes. Cada que prendemos la televisión, asistimos al cine, o entramos al Internet, encontramos que para ser feliz y exitoso, hay que ser rico. Acumular bienes pareciera la única manera de encontrar eso que muchos creen que es la felicidad. La tristeza está, en darse cuenta que cada bien adquirido, aleja a este sencillo término de nuestras vidas, por que si bien el consumismo nos hace parecer completos y seguros, la verdadera felicidad se esconde en la sonrisa del niño de la esquina con el que bromeamos; la felicidad se amalgama con la palabra de aliento en el dolor de nuestro compañero de oficina. La felicidad se ríe a carcajadas cuando es mas importante compartir una tarde con los niños huérfanos, que con la cervezas de la noche.

El mundo es un regalo divino. Se nos entregó para que utilizáramos nuestro libre albedrío. Nos hemos equivocado a través de los tiempos. Hoy tenemos un mundo vergonzoso que escuda su pestilencia en el supuesto desarrollo que logrará un futuro equilibrio…

La responsabilidad es nuestra. La obligación de cambiar el rumbo es de todos. Será importante que cada quien revaloremos nuestro papel en la historia para al fin de cuentas, entender, cual debe ser nuestra posición y nuestra aportación al momento histórico que nos ha tocado habitar.

NUESTRA RESPONSABILIDAD CON LA MADRE NATURALEZA.

En los últimos días, hemos estado sintiendo una ola de calor importante en la ciudad, la cual nos presenta un panorama de muy altas temperaturas para este próximo verano. Tal parece que el nombrado mundialmente “calentamiento global” es una realidad de la que difícilmente podremos librarnos en el siglo actual. Y es que no hemos logrado entender la gravedad de la situación, siguiendo sumidos en un silencio total y en una pasividad asombrosa ante quizás, el fin de mucho de lo que conocemos. Especies animales, vegetales, reservas de agua, en fin, son algunos de los costosos resultados de nuestra flagrante civilización que en los dos últimos siglos ha logrado destruir más, que el resto de la existencia del hombre en el planeta.

La verdad es que nuestra relación con la naturaleza siempre ha sido de total control y dominio, demostrando a  natura que nosotros decidimos su futuro en base a las necesidades del desarrollo de nuestra supuesta “civilización”.

Yo me pregunto: ¿No son civilizados los indios Huitotos de los Andes que por muchos siglos han vivido en armonía con su entorno, únicamente tomando de él lo necesario para su supervivencia sin alterar el ecosistema que habitan?

Definitivamente considero que le precio que vamos a pagar por nuestra civilización y supuesta “comodidad”, va a convertirse en el lúgubre final de mucho de lo que conocemos.

También considero que la misma naturaleza terminará por encargarse de una auto renovación, limpiando de su faz posiblemente, hasta la raza humana.

Dejando a un lado el fatalismo, considero que podemos tomar algunas medidas que nos ayuden a ser menos “cómplices” de los resultados que hemos comenzado a vivir.

Decía en vida el gran investigador Jaques Costeau quien dedicó su existencia al estudio del planeta y sus especies: “La catástrofe es irreversible. Las medidas que hay que tomar, el hombre no las asumirá jamás. La primera de ellas será desaparecer del planeta el uso del vehículo…”

Muchas veces estamos desorientados en el tema y no conocemos cuales serían nuestras acciones que contribuyan a desacelerar este grave problema ambiental. El uso menos frecuente de los vehículos, del aire acondicionado, la utilización conciente del agua, la reforestación, el uso inteligente de la energía, en fin, son muchos los puntos en los que responsablemente podríamos aportar.

Yo quisiera enfocarme finalmente a una solución que nuestra ciudad debería llevar a cabo como contribución a este problema. Nuestra Aguascalientes es quizás una de las 10 ciudades del mundo con mayores problemas de agua, y a pesar de esto, seguimos considerando su crecimiento de manera horizontal, lo que nos obliga a un transporte mas largo de este líquido, o a la apertura de un  mayor número de pozos, que hoy son construidos con más de 350 metros de profundidad. Si conocemos que en el trasporte del vital líquido se pierde hasta un 40% de lo extraído por fugas y otros problemas, llegamos a una obligada solución de que nuestra ciudad definitivamente tiene que ser replanteada de manera vertical. Si bien no estamos acostumbrados a vivir en edificaciones de altura, considero que debido a los problemas que hemos estado experimentando, será una obligación civil cambiar nuestras costumbres y decidir por este tipo de construcciones que en muchos lugares del mundo funcionan para todos los estratos socioeconómicos.

En fin; son muchas las acciones que podemos seguir, habrá muchas ideas que llevar a cabo, pero de lo que no podemos escapar, es de no sentirnos culpables por la destrucción de la madre tierra que durante milenios nos ha dado todo para desarrollarnos como hemos querido.

LA ESENCIA DE LA FERIA.

En días pasados tuve la oportunidad de acercarme a los territorios donde se ubica la feria de la ciudad. Poco a poco me fui deslumbrando con sus construcciones interesantes, sus diferentes restaurantes y bares, las opciones de eventos y exposiciones, su impresionante limpieza, y las más bellas edecanes que ofrecen todo tipo de artículos y lugares que visitar.

La verdad pensar en la feria puede ser preocupante en algunos aspectos. Jóvenes de muy corta edad que pierden el control con el alcohol. Niñas, muy niñas que viven a la velocidad de los canales de la moda. Drogas, fiestas sin control… Pero de manera paralela existen instantes de feria que te sorprenden gratamente, llenándote de profunda emoción cuando encuentras que no solo la “feria es feria”, sino también un espacio donde descubres personajes extraños e interesantes, poetas empíricos, cantantes de corazón, y algún filósofo aprendiz, que te llena con sus emociones, quizás en algunos casos alucinadas por las copas, pero al fin y al cabo emociones, transmitidas con la sinceridad que te da el momento mágico que solo existe en un instante de la feria, o de la vida.

Por azares del destino me tocó conocer a alguien de quien me guardo el nombre. Un pequeño empresario, como el se presentó, quien me habló de su filosofía de vida, la cual definitivamente comparto con quien hoy pueda haber adquirido este que considero el mejor diario de la ciudad.

Esta filosofía de vida consta de tres partes:

SER como máximo integral de un hombre. Ese hombre que es hombre, y en su camino, es un buen padre. Ese que es capaz de dar todo como amigo; que es esposo en el máximo respeto de su pareja, y que es líder en el entendimiento y comprensión de lo que le rodea… SER, implica comprender su entorno y hacerlo suyo y darse al mismo tiempo. Implica ser capaz de entregar lo mejor de sí, para la construcción de un mejor mundo.

SER es la premisa inicial y principal. El siguiente paso es HACER. HACER implica entender el esfuerzo diario como un regalo divino que se complementa día a día con la construcción de un objetivo que asegure nuestra trascendencia en esta tierra. HACER significa luchar por todo, por tu familia, por tu entorno, por tu vida. Luchar por servir al que te rodea en el entendimiento de que él, también es parte de la construcción del mundo.

Como consecuencia de las dos anteriores encontramos el TENER. TENER no es simplemente acumular bienes. Si bien pudieran incluirse, el TENER significa que haz realizado bien tu trabajo de construcción del mundo. Tienes familia y la vives. Tienes trabajo y lo realizas con pasión, tienes amigos por quienes te das sin esperar… tienes vida que compartir y regalar…

Esta breve e intensa teoría de vida, me regaló la feria, quizás como compensación por lo caro de sus precios… pero definitivamente valió la pena. Valió la pena encontrar que nuestro festejo también tiene momentos realmente mágicos; y esa magia no es por su infraestructura y eventos. Esa magia se debe a su gente. Esa gente que es capaz de sentir y experimentar esos instantes de vida que hacen que la existencia tenga un significado verdadero.

EL SABOR, Y LA OBESIDAD.

En nuestro nuevo mundo globalizado, nos ha tocado encontrar en casi cualquier parte del planeta restaurantes “tipo mexicano”, donde a través de imitaciones de “regular sabor” convierten un burrito, en un taco de canasta y una quesadilla en una extraña gringa…

Quizás la gastronomía mexicana es en la actualidad la más importante del mundo, no tanto por su variedad y sabor, sino también por su compleja elaboración.

Pero detrás de los ricos manjares que estamos acostumbraos a disfrutar, existe un  México enfermo y obeso que día a día se acerca a los primeros lugares en el mundo, de muertes por problemas cardiovasculares.

Y es que en las últimas encuestas de las autoridades de salud, 8 de cada 10 Mexicanos presentan sobrepeso, y 6.5 de cada 10, ya “engruesan” las listas de la obesidad.

Hoy en día son muy pocos los proyectos preventivos que se enfoquen a la solución de este problema, que cada año le cuesta miñones de pesos al gobierno en la atención de los padecimientos derivados de este desorden.

Definitivamente la nutrición es parte fundamental en nuestra vida, y será inminente que desde ya tomemos cartas en el asunto para que establezcamos un sistema informativo y de capacitación que logre, sin perder la tradición gastronómica, una conciencia general de la buena y balanceada nutrición, que nos convierta en un país más saludable.

Si bien la obesidad es un grave problema, ahora nuestra juventud ha tenido que enfrentar un nuevo inconveniente que se suma a su difícil proceso de crecimiento. Y es que el mundo, a través de su agresiva mercadotecnia, nos ha estado vendiendo que para ser exitoso hay que estar delgado, muy delgado…

Y por supuesto, acostumbrados a un país que disfruta la ingesta de platos ricos en grasas, la contradicción hace que, 5 jóvenes de cada 10 en Aguascalientes por ejemplo, hayan experimentado algún problema relacionado con la bulimia (comer para luego autoinducir el vómito) o la anorexia (no comer por la obsesión de verse delgado).

De nuevo serán los padres de familia los responsables de estar al pendiente de sus hijos, a fin de observar conductas anormales que le ayuden a detectar problemas con anticipación.

Y es que la  tarea de los padres es compleja, por eso la cercanía con nuestros jóvenes es fundamental. Pero debemos ser realistas para aceptar que muchos de los posibles problemas que vivan nuestros muchachos están alejados de nuestro conocimiento, por eso debemos acercarnos a especialistas que nos ayuden y nos capaciten para poder evitar consecuencias, que en muchos casos, pueden costar hasta la propia vida.

EL CÁNCER DE NUESTRA SOCIEDAD.

Con gran tristeza vemos como día a día se incrementan las cifras de jóvenes que deciden sumarse al consumo de drogas. También vemos como las guerras entre carteles por dominar territorios, se vuelven mas cruentas llevándose en muchos casos, a ciudadanos inocentes…

La guerra del poder, la ley del mas fuerte… pareciera que nos estamos regresando en el tiempo para vivir en un “oeste moderno” donde quien desenfunde más rápido, será a quien denominen: “Patrón”.

El tema del narcotráfico sigue llenando a diario los encabezados noticiosos. Vemos como ahora se vuelve mas común la muerte de un periodista amenazado, o de un político que tuvo la valentía, o la osadía, de señalar a un personaje involucrado…

El tema es delicado, inclusive los traumas de una economía “subsidiada” por este tipo de negocios, pudieran llevar al país entero a una crisis posterior a la aceptación y enfrentamiento, que difícilmente pudiéramos imaginar.

Y es que en este momento vivimos en una etapa “aceptada” de este proceso canceroso, ya que percibimos un flujo importante de dinero. Los negocios funcionan, los bienes raíces se compran a precios por encima de su valor normal; es común el mercadeo de  vehículos lujosos… en general vivimos en una especie de bonanza que mitiga la escasez de años, de cierto grupo de la población.

Definitivamente el tema requiere de un análisis profundo; yo quisiera plantear en estas breves líneas un cuestionamiento sobre la raíz de este complejo problema social.

Si bien los países con mayores consumos de estupefacientes son los de más altos ingresos, son los países pobres los responsables del cultivo y venta de la base de las drogas “naturales”.

¿Quién o quienes serán pues los culpables de esta preocupante característica?

La verdad es que la pobreza de nuestros países ha encontrado en estos negocios un alivio inmediato al dolor y hambre que ha perdurado por tantos años. El enriquecimiento inmediato, la ignorancia, la ambición, han llevado a cierto grupo de nuestra población a involucrase en un negocio que los acerca a un estándar de vida exitosa que quizás hemos deseado en algún momento de nuestras vidas.

Casas de ensueño, autos lujosos, derroche de dinero, mujeres… Y es que este negocio te atrapa y te ofrece lo que muchos seguramente tardaremos varias vidas en conseguir. Quizás con un precio muy alto, pero un precio que cada día muchos más, se atreven a pagar.

Yo personalmente considero que uno de los principales problemas del negocio del narcotráfico se centra en la inmensa y creciente pobreza de nuestros países, aceptada por años y años de gobiernos apáticos que centraron sus prioridades en el enriquecimiento personal y en los favoritismos hacia unos cuantos.

Ahora el problema es nuestro. Y lo debemos aceptar y enfrentar como sociedad. Tal parece que nuestros actuales gobiernos en su mayoría han decidido una lucha frontal contra esta enfermedad. Dependerá en gran medida su efectividad, del apoyo de una sociedad vigilante que entienda su responsabilidad y compromiso con un problema de acelerado crecimiento. Un cáncer, que de no atacarlo en forma conjunta y decidida, nos llevará en muy corto tiempo al lugar de los no deseados.