MIRANDO AL TURISMO COMO ESTRATEGIA NACIONAL

No cabe duda de que hemos iniciado un 2017 complejo. Nuestros principales ingresos están amenazados, el petróleo, debido a su bajo costo en el mercado, las remesas que nos envían nuestros connacionales, amenazadas ante los “berrinches” del presidente de Estados Unidos, y la industria automotriz con una gran incertidumbre por las amenazas del mismo presidente.

Al final nos queda el turismo como camino, aunque si no controlamos la seguridad en el país, quizás miles de turistas prefieran otros destinos antes que venir a disfrutar de las maravillas de México.

Hace unos días tuve la oportunidad de visitar a la que considero la ciudad más hermosa de México: Guanajuato; un lugar que nos muestra ese realismo mágico del cual el visitante se enamora. Su calles, su gente, sus espacios, su historia, su color… todo esto hace de esta ciudad el destino de miles de turistas que deciden visitarla y gozarla.

Guanajuato tiene muy buena seguridad, lo que la hace atractiva a sus visitantes. Tiene una buena autopista que le conduce, un aeropuerto que le nutre, en fin, es una ciudad con una ubicación inmejorable que la hace muy cercana al turismo nacional y extranjero.

Pero, ¿Qué le falta a Guanajuato?

Quisiera con respeto hacer un análisis de algunos puntos de esta ciudad a la que conozco bastante bien, para hacer entender como México pudiera vivir satisfactoriamente del turismo como lo hace España (el 80 por ciento de los ingresos de España son gracias al turismo), si se lo propusiera.

México tiene TODO para aumentar los ingresos por este rubro, pero la realidad es que no se hacen las inversiones adecuadas para fomentarlo y mejorarlo.

Cuando llegas a Guanajuato, estacionarse es muy complicado. Existen dos estacionamientos que no cumplen con los mínimos espacios y pendientes para el correcto desplazamiento de los vehículos. Particularmente creo que hace falta diseñar un gran estacionamiento en la parte baja de la ciudad, dejar cómodamente tu vehículo y tomar un tren ligero, monorriel, metro, tranvía, o cualquier otro vehículo de este tipo que te lleve al centro de la ciudad pasando por una mega experiencia de luces y video en 4D, durante el recorrido por los mágicos túneles.

Otro tema en Guanajuato es la gran cantidad de baches en las calles. Aún no entiendo como una ciudad tan visitada y además, patrimonio arquitectónico del mundo, cuente con calles en tan mal estado. Con la idea del vehículo ligero para llegar al centro, se podría peatonalizar todo el centro de la ciudad, pues también es un riesgo para el visitante esquivar los vehículos en las calles, pues los andadores siempre están atiborrados de gente, lo que pone en riesgo la seguridad del visitante.

El tercer aspecto sería el del mantenimiento a la arquitectura, la mayoría de edificios y casas se encuentran con humedades, sin pintura, sucios y rayados. Pareciera increíble que con los recursos que se reciben no se tenga un presupuesto para mantenimiento de las edificaciones.

Podría seguir señalando diferentes aspectos como el de generar restaurantes de gran nivel para comensales mas exigentes, o el de conectar de manera aérea los principales sitios de la ciudad como el cerro del Pípila, la Alhóndiga de Granaditas, y muchos otros.

Al final lo interesante sería entender que México necesita tener una visión diferente en cuanto a su turismo, invertir de manera estratégica en crear puntos obligados para el mundo, pues para un país con las mejores playas del mundo, más de 10 mil puntos arqueológicos importantes, arquitectura maravillosa, la mejor gastronomía, y mucho más, es demasiado sencillo generar una política nacional que nos lleve a prepararos para ser el país más visitado del planeta.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

CHINA: UN BUEN EJEMPLO PARA MÉXICO

Quizás lo que más preocupe para el 2017 en nuestro México, sea la gran vulnerabilidad que tenemos frente a las arremetidas del presidente Trump. Ante cualquier comentario nuestra economía reciente y se refleja en una incertidumbre generalizada de la sociedad.

¿Por qué somos tan vulnerables?

El principal problema de nuestro país es la corrupción que nos embarga, la cual nos cuesta cerca de 10% de PIB (Producto Interno Bruto), lo que nos convierte en uno de los países más corruptos del mundo.

Aunado a esta realidad, México cuenta con el peor sistema educativo de los países miembros de OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), que básicamente son las economías con quienes competimos.

Mientras nuestro sistema educativo no esté a la altura de los mejores del mundo, seguiremos estando rezagados y sumidos en la pobreza (para la OCDE, en México tenemos 70 millones de personas con algún grado de pobreza).

Me gustaría analizar el caso de China. Hace no más de 3 décadas, el sistema educativo chino tenía enormes deficiencias, y como no lograban formar adecuadamente a sus estudiantes, seleccionaban a los mejores y los enviaban a las universidades de mayor prestigio en el mundo, tanto en Estados Unidos como en Inglaterra, con la finalidad de que a su regreso ayudaran a fortalecer su economía. El problema con este ejercicio, era que los mejores y de mejor desempeño, muchas veces eran contratados por empresas de Estados Unidos, por lo que el ejercicio no se completaba.

Así que el gobierno chino decididamente trabajó en mejorar su sistema educativo logrando en la actualidad que universidades como las de Pekín y Shanghái se ubiquen entre las mejores del mundo.

El sistema básico de educación también mejoró radicalmente, ubicándose como uno de los 10 mejores del mundo en las pruebas PISA aplicadas por la OCDE en el 2015.

Pero aún no se encuentran satisfechos, hoy el sistema educativo chino está entendiendo que los resultados positivos de su sistema educativo en PISA se debieron a una enseñanza implacable basada en la memorización y centrada casi exclusivamente en preparar a los alumnos para los exámenes estandarizados, por lo que han decidido virar el camino y centrar la educación en la persona fortaleciendo la ética y la visión de futuro, fomentando la curiosidad, la creatividad y el gusto por aprender, como hoy lo hace exitosamente el sistema educativo de Finlandia.

Lo interesante de este ejemplo es entender como un país debe decidir sostener su economía en la educación, muy diferente a lo que hoy vivimos en México, pues en nuestro país la educación va por un camino, y su economía por otro. Quizás allí este el meollo del asunto. México es vulnerable por que no es capaz de controlar su corrupción y porque el sistema educativo no sigue la línea que requiere México para sostener su encomia

El 2017 y sus complicaciones podría convertirse en una excelente justificación para que nuestro país cambie de rumbo, para que todos nos unamos dejando atrás los vicios que nos hacen tan corruptos, y para que el gobierno, los empresarios y las familias construyamos el sistema educativo que el país requiere para crecer y desarrollarse al nivel que merece.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

AGUASCALIENTES FRENTE A TRUMP

Hemos iniciado un año de gran incertidumbre para nuestro país; por un lado las medidas tomadas por el presidente de México en cuanto a los incrementos de la gasolina, y por el otro los embates del presidente de Estados Unidos en cuanto a temas migratorios y económicos que nos hacen prever un 2017 bastante complejo.

Al final de cuentas México se ha unido en torno a sus autoridades para hacerse fuerte y enfrentar lo que se viene en los próximos meses. Consumir nuestros productos, viajar por nuestro país, fortalecer nuestra dignidad, negociar con Estados Unidos desde nuestras fortalezas y no como “lacayos” de los Estados Unidos, entre otros.

Más allá del patriotismo debemos ser prácticos y entender nuestra realidad para generar una estrategia que nos ayude a delinear el camino para los próximos años.

Nuestro primer ingreso, el petróleo, además de estar con un precio sumamente bajo en el mercado, quizás en unos años ya nos sea tan necesario, pues entre otras cosas porque varios países han decidido dejar de lado los vehículos de gasolina para pasar a la electricidad, la energía solar, o incluso han preferido incentivar el uso de la bicicleta.

Nuestro segundo ingreso, las remesas, hoy más que nunca están amenazadas por los “berrinches” que pueda tener el señor Trump ante las negociaciones para la construcción de su muro en la frontera con nuestro país.

Lugo tenemos el turismo como tercer ingreso, el cual se ha visto seriamente amenazado por el estado de inseguridad que vivimos en prácticamente toda la republica.

Al final, la industria automotriz, “el caballo de batalla” de Trump, quien ha decidido amenazar a todas las armadoras que decidan asentarse o seguir en México.

Ahora pasemos a nuestro Aguascalientes: No tenemos petróleo y el turismo se centra casi de manera exclusiva en la feria nacional de San Marcos, pero sí recibimos gran parte de nuestros ingresos por las remesas y la industria automotriz. Ante el complejo panorama, ¿Qué vamos a hacer?

Aguascalientes actualmente tiene poco que ofrecer además de su tranquilidad, ensambladoras de vehículos y la feria de San Marcos… o ¿Tendremos más?

Aguascalientes debe preparase YA ante las adversidades que tenemos en frente y que nos pueden afectar de manera importante.

Desde mi punto de vista, y en un análisis rápido, considero que nuestro estado cuenta con las condiciones ideales para convertirse en:

-       Centro educativo de alto nivel debido a su seguridad y conectividad nacional. Muchas veces hablamos de la “Boston de México”, habrá que mejorar mucho en calidad educativa e invertir en movilidad urbana, pero lo podemos hacer.

-       Centro de atención de altas espacialidades en salud. Por nuestra ubicación geográfica y nuestra conectividad, Aguascalientes podría desarrollarse como un centro de atención en salud de México. Habría que atraer las inversiones en infraestructura e investigación, y los especialistas de primer nivel, pero considero que se podría lograr. Si pareciera imposible, veamos a la ciudad de Manchester en Minnesota que con poco más de 100 mil habitantes cuenta con una de las mejores clínicas del mundo, la Clínica Mayo, que recibe pacientes de todo el mundo.

-       Aguascalientes podría ser el lugar de retiro de los abuelos del mundo. Por nuestra seguridad, conectividad y clima, podríamos lograr desarrollar pequeñas ciudades que alberguen a los adultos mayores con servicios de primer nivel.

Como podemos ver, nuestro estado puede ser todo, o nada; quizás estas ideas sean poco probables o inviables, pero lo peor que podemos hacer es esperar a que lo que hoy son amenazas se conviertan en realidades complejas que nos lleven a situaciones económicas que no podamos manejar.

Cabe resaltar que cualquier decisión que tomemos deberá ir de la mano del sistema educativo, pues solo éste puede soportar una economía. Y aunque estamos relativamente bien en educación en el contexto nacional, aun nos falta MUCHO por hacer, para tener un sistema educativo competitivo y listo para fortalecer la economía del estado.

rectoria@ucuauhtemo.edu.mx

LA GUERRA ¿EL ÚNICO CAMINO?

En el planeta hoy somos poco más de 7 mil millones de personas, de las cuales mil millones no tiene agua potable y 3 mil millones no tienen un servicio adecuado de saneamiento… viven casi como cavernícolas.

Cada día en el planeta más de mil millones de personas no van a comer absolutamente nada, 50 millones más que hace 5 años.

Mientras tanto, los países ricos nos “regalan” a los pobres 100.000 millones de dólares por año para aliviar la pobreza, pero gastan 13 veces más en armas y soldados. En Latinoamérica gastamos 50 mil millones de dólares por año en armas y soldad.

Vivimos un mundo completamente absurdo en cuanto a la repartición de la riqueza: los 85 hombres más ricos del planeta tiene lo mismo que 3.500 millones de personas.

Desde mi personal punto de vista un país que gaste un solo centavo en armas está completamente equivocado, pues hoy debemos centrarnos en disminuir las desigualdades que cada día nos hacen tanto daño.

Mientras los soñadores pensamos en un mundo mejor, hace unos días el presidente de la Federación Rusa Vladimir Putin exigió fortalecer el potencial de sus fuerzas estratégicas con nuevos cohetes, “capaces de superar de manera garantizada los actuales sistemas de defensa antimisiles y aquellos que se encuentran en desarrollo”, también pidió que las fuerzas estratégicas convencionales deberán ser elevadas a un “nuevo nivel cualitativo, que permita neutralizar cualquier amenaza militar contra Rusia”.

Por otro lado, su “gran amigo” el presidente de Estados Unidos Donald Trump propuso a inicios de diciembre que el país deberá ampliar su capacidad de armas nucleares hasta que el mundo “entre en razón”, una clara señal de que el nuevo presidente se enfocará en modernizar el arsenal nuclear de Estados Unidos. Trump también comentó sobre la necesidad de mejorar y modernizar la capacidad disuasiva como una manera vital de buscar la paz a través de la fuerza.

Definitivamente una completa locura de los dos hombres más poderos del planeta quienes ven en la confrontación la única manera de mostrar poder ante el mundo.

Mientras tanto la pobreza aumenta y aumenta sin encontrar salida. Niños y familias enteras mueren de hambre en el mundo… y en nuestros pueblos, cada día aumenta la delincuencia y el narcotráfico como “salidas fáciles” al dolor que se vive.

Ojalá que nuestros “líderes poderosos” entiendan que la guerra no es el camino para mejorar el planeta. Aislarse quizás sea la peor decisión para un mundo que debiera unirse generando estrategias diferentes que ayuden a todos a mejorar sus condiciones y así vivir de una manera digna y acorde al supuesto desarrollo que decimos tener como humanidad.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

ESPÍRITU EMPRENDEDOR Y PENSAMIENTO EMPRESARIAL:

El Camino para Crecer

Definitivamente la educación debe ser el soporte económico de un país, y así lo han entendido las economías que son exitosas en el mundo.

México vive del petróleo, las remesas, el turismo, la agricultura y la industria automotriz; y las carreras más demandadas por los aspirantes universitarios son administración, contabilidad y derecho.

Muchos países asiáticos como China, Corea del Sur, Singapur, Taiwán, entre otros, han entendido que sus economías deben estar soportadas en un sistema educativo sólido que potencie su desarrollo, apostando al desarrollo tecnológico en su gran mayoría gracias a que más del 70 por ciento de sus universitarios estudian una ingeniería.

Pero además de un sistema educativo sólido y en concordancia con la vocación económica, estos países han apostado al emprendimiento como “palanca” de desarrollo de sus habitantes.

En la actualidad China posee 45 millones de compañías aproximadamente entre privadas e individuales; México posee 5 millones de empresas aproximadamente, pero la gran diferencia entre los dos países es que el número de empresas en China crece muy rápidamente mientras que en México 9 de cada 10 empresas que abren, cierran sus puertas antes de 5 años, en China, durante un periodo similar, únicamente cierran la mitad.

Este desarrollo emprendedor de muchos países asiáticos se debe a que han creído en el emprendimiento como motor de desarrollo, pero entendieron (caso Corea del Sur) que el emprendimiento se educa desde la temprana edad. Corea ha decidido formar en sus estudiantes el Espíritu Emprendedor y el Pensamiento Empresarial.

El Espíritu Emprendedor son los valores que un emprendedor requiere: trabajo en equipo, ética, responsabilidad, compromiso, lealtad, puntualidad, resiliencia, etc., mismos que al interiorizarse se vuelven principios que difícilmente cambian durante la vida; y el Pensamiento Empresarial son los elementos que se requieren para desarrollar una empresa: costeo, punto de equilibrio, misión, visión, estado de resultados, innovación, creatividad empresarial, marketing, crowdfunding, entre otros. Gracias a estos dos conceptos, los niños desarrollan habilidades que luego les sirven para crear empresas exitosas, llevándolos a desarrollar la economía del país.

En México y en Latinoamérica entera, nuestra educación está centrada en formar empleados, y esto es una premisa generalizada y aceptada por la sociedad.

Para que México cambie debemos entender que el emprendimiento es la herramienta que nos ayudaría a salir de la profunda desigualdad que hoy vivimos. Necesitamos enseñar a las personas a emprender para “pedir” menos a sus gobiernos. Necesitamos dar oportunidades empresariales antes que despensas y apoyos. Quizás si enfocamos nuestras energías a enseñar de manera diferente, en unas pocas décadas logremos cambiar el rumbo que hoy parece muy complicado; pero lo que es seguro, es que todo esto debe hacerse desde la educación.

En una pena que en México sean solo unos pocos colegios los que hoy apuesten al emprendimiento como elemento de formación para transformar economías. En Aguascalientes tenemos uno solo y se llama Nuevos Horizontes, una institución que desde la primaria forma Espíritu Emprendedor y Pensamiento Empresarial, esas dos herramientas que son fundamentales para el crecimiento de un país.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

 

 

 

2017: RETOS Y OPORTUNIDADES

Como escribía hace unos días, luego de la victoria del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos Donald Trump, pasé dos noches sumamente preocupado por nuestro país; y es que si analizamos nuestro presente quizás sea justificada la preocupación. Por un lado el petróleo, nuestro principal ingreso, se encuentra a un precio muy por debajo de lo esperado años atrás. El segundo, las remesas que envían nuestros compatriotas que viven en Estados Unidos, podrían disminuirse drásticamente si el señor Trump cumple sus promesas de campaña sobre limitar los envíos de dinero a México si no pagamos la construcción del muro fronterizo; y el tercer ingreso del país, el turismo, sigue limitando su crecimiento debido a la violencia que vivimos y que aleja a quienes con normalidad disfrutaban de las maravillas mexicanas.

Pero últimamente me he levantado con una esperanza diferente. En cada clase con mis alumnos he cambiado el discurso de preocupación, a un discurso de oportunidad.

Días atrás escuché una frase que decía: “Mientras la gente lloraba en USA por el triunfo de Trump, otros se dedicaron a venderles pañuelos faciales para que se limpiaran las lágrimas”. Justo así. Hoy más que nunca México tiene una gran oportunidad de cambiar su realidad, una oportunidad única de salir de nuestra zona de confort para construir ese México diferente y menos dependiente de Estados Unidos, país al que con seguridad le seguiremos vendiendo todo lo que producimos y empacamos con calidad, pues los estadounidenses son consumistas por naturaleza y compran y compran, así que no hay que perder la cabeza entrando en un pánico infundado.

Entonces ¿qué perderemos?

México seguro perderá el asentamiento de algunas empresas que Trump “obligará” a que se queden en suelo estadounidense. México seguro perderá el apoyo (en recursos directos) de Estados Unidos en materia de seguridad y apoyos para la pobreza.

Pero México seguro ganará independencia de su “hermano mayor”. Ganará el apoyo de otras potencias como China que hoy desean hacer negocios con México.

Nuestro país ganará esa presión que antes no teníamos para ser mejores, más competitivos, innovadores. Ganará probar la resiliencia de su gente, esa que nos hizo fuerte a través de la historia.

Hoy más que nunca nuestro discurso será el de la esperanza, el de la lucha de los 120 millones de personas que cada día nos levantamos con la idea de vivir mejor. México es grande y su fortaleza está en la gente, así que dejemos el pesimismo a un lado. Dejemos de quejarnos en las redes sociales, pues eso no sirve de nada. No somos ni el mejor ni el peor país del mundo, pero tenemos las herramientas y la fortaleza para trazar el camino que nos lleve a un lugar mejor.

El 2017 será una año que nos retará y nos obligará a ser mejores, a creer en nosotros, pero estoy seguro que al final miraremos atrás y veremos como juntos logramos ir construyendo el México donde todos queremos vivir.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

COREA DEL SUR, UN EJEMPLO A SEGUIR

Cuando nos preguntamos sobre cual es el principal problema de nuestro país, la respuesta es contundente: la corrupción.

Muchas veces me he preguntado si el flagelo de la corrupción es un tema cultural o institucional y personalmente considero que si este fuera un tema cultural habría poco por hacer, pero definitivamente estoy seguro que es un tema de nuestras instituciones y la incapacidad de las autoridades por hacer cumplir la ley. El ejemplo lo tenemos cerca. Si prácticamente todo el sur de Estados Unidos fue nuestro (nuestras raíces aún están allí), a que se debe que manejemos por las carreteras del norte del México con exceso de velocidad, sin cinturón de seguridad y hablando por celular, y al cruzar la frontera con Estados Unidos “mágicamente” nos convertimos en conductores perfectos, respetando los límites de velocidad, usando el cinturón y demás? Es claro, allá tememos a las instituciones. Nos da miedo que nos detenga un policía y nos quite la licencia o la visa…

Otro ejemplo es Corea del Sur. Antes de la segunda guerra mundial la península de Corea era un solo país con una historia similar, misma cultura, tradiciones, etc., y pasados poco más de 70 años, Corea del Norte es el país más corrupto del mundo y uno de los más pobres, y Corea del Sur uno de los menos corruptos y de los más ricos del orbe. Es claro, las instituciones y el cumplimiento de la ley es el camino para salir de nuestra penosa realidad.

¿Qué hizo Corea del Sur para mejorar su realidad?

Corea del Sur es un país muy pequeño, ocupa el lugar 109 en el mundo en cuanto al área total, pero ha logrado desarrollar a tal nivel su sistema educativo que hoy se ubican como uno de los mejores del mundo en las pruebas internacionales.

En la actualidad el 82,7%  de la población tiene acceso al internet y 78,5% usa un teléfono inteligente (entre los jóvenes de 18 a 24 años la penetración de teléfonos inteligentes es de 97,7%), pero lo interesante es que han logrado insertar el uso de estas dos herramientas a las aulas de clase.

Otro de los datos interesantes a analizar, es que los surcoreanos lograron que el 63% de la población tenga una carrera universitaria, lo que hace mucho más profesional su inserción al mundo laboral.

El deporte también los hace destacar. En la actualidad de las 100 mejores golfistas del mundo, 38 son surcoreanas, y de las 10 mejores, 4 son de este país.

Uno de los puntos atractivos es que ser un “nerd” en Corea del Sur, vale, pues son las “celebridades” mejor pagados.

En los temas de salud también sobresalen; por tomar un área, hoy este país es conocido como uno de los mejores destinos para realizarse cirugías plásticas, privilegio que ocupan con Brasil, Estados Unidos y Colombia.

Al final Corea del Sur encontró en sus debilidades (pobreza, desigualdades, “vecino incómodo”) la fuerza para convertirse en un país modelo a seguir.

Bien valdría la pena, que ante un 2017 que se presenta con grandes retos para México, volteemos la cara a ejemplos como este; países que nos pueden ayudar a entender que cuando se trabaja con estrategia y con una visión clara de lo que se quiere (alineando la economía con la educación), los resultados llegan en el mediano y largo plazo, y hoy más que nunca nuestro país debe buscar el camino estratégico que nos lleve a ocupar el lugar que merecemos en el planeta.

 

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

YA VIENE LA NAVIDAD…

Ya viene la navidad, momento de reflexión, de disfrutar, de “nacer” y cambiar; de reconstruirnos.

Tristemente nuestras navidades se han convertido en espacio de compras y regalos, de consumo y gasto únicamente. La navidad es mucho más que eso. Cada año en estas fechas tenemos la posibilidad de analizar nuestro paso por la tierra, ver si nuestro actuar está ayudando a dejar un poco mejor el mundo al que llegamos.

Navidad significa nacer; nacer para mejorar nuestros defectos, nacer para construir una mejor familia, un mejor Aguascalientes, un mejor mundo.

La cruda realidad en que vivimos nos exige que los seres humanos logremos “romper nuestra burbuja” de individualismo, tratando de entender la gran responsabilidad que tenemos como seres humanos. Hoy más que nunca debemos entender la “irracionalidad aceptada” del planeta; esa irracionalidad que nos lleva a acumular millones y millones de pobres, desplazados, golpeados e indigentes que deambulan en nuestras ciudades ante nuestra cada vez mayor aceptación.

Pareciera que nos dimos por vencidos en la guerra contra el subdesarrollo. Hoy tenemos 1.200 millones de personas que diariamente pasan hambre en el planeta, 50 millones más que hace 2 años… ¿qué nos está pasando?

Una sociedad que pierde la capacidad de sentir dolor por el otro, está perdida, y quizás hoy nuestro individualismo nos esté llevando a esta cruda premisa.

Cada uno de nosotros necesita ponerse en los “zapatos del otro”, ayudando a quienes nos necesitan, dando más de lo que simplemente nos sobra, respetando las reglas, siendo coherentes entre lo que damos y lo que exigimos.

Este país que ya acumula 70 millones de personas con algún grado de pobreza (según datos de la OCDE) pide a gritos que quienes tenemos otra realidad nos sumemos en la construcción de un México diferente, menos desigual, más incluyente. México nos exige menos indiferencia y más compromiso, desde cualquier posición en la que estemos, gubernamental, empresarial, familiar o educativa. Necesitamos sumarnos cada uno en un trabajo conjunto que nos lleve a marcar el camino del México que soñamos, pero también el que estamos dispuestos a construir, sacrificándonos y luchando cada día por llegar a él.

Ya basta de quejarnos de que todo esta mal; ya basta de la indiferencia ante el dolor del otro; ya basta de la corrupción; ya basta de la doble moral; ya basta de ser mexicanos que todo critican pero poco actúan.

Esta navidad nos da una nueva oportunidad de nacer, de cambiar, de reinventarnos. Una oportunidad de unirnos con el Creador para forjar en nosotros a los seres humanos que lleven a nuestro México, al lugar que merece. Un México diferente, con esperanza, un México de lucha, de tenacidad. Este país tiene TODO para ser más justo y equilibrado… ojalá que esta navidad sea nuestra mayor fortaleza para construir un 2017 diferente, mejor. Un nuevo camino que nos lleve al México donde todos queremos vivir.

 

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

EDUCAR, EDUCAR Y EDUCAR: El único camino.

Nuestros principales ingresos como país hoy se encuentran más amenazados que nunca; el petróleo a un precio muy por debajo de lo esperado, las remesas (nuestro segundo ingreso) en “tela de juicio” por el complejo presidente electo de Estados Unidos, y el turismo, nuestro tercer ingreso, seriamente comprometido al seguir estando en la “lista negra” como un país peligroso, catalogado por las oficinas de turismo del mundo desarrollado.

¿Que nos queda?

Nos queda entender que México ha estada demasiado “cómodo” con sus actuales ingresos, pues ninguno de ellos nos ha obligado a soportarnos en un buen y eficiente sistema educativo.

Para el mundo desarrollado, la educación debe ser el motor de la economía, pues el capital intelectual hoy más que nunca es el mayor activo de un país.

México sigue estando pésimamente evaluado en las pruebas educativas internacionales, y los pequeños cambios denominados “reforma educativa” aún no se convierten en la solución a un sistema caro y poco eficiente.

Mientras el país no entienda que la educación debe ser el pilar fundamental de la economía, seguiremos dando “tumbos” en cuanto a lo que México necesita para mejorar su educación y por ende, disminuir las profundas desigualdades que hoy tenemos entre ricos y pobres.

¿Cómo educar entonces?

Para iniciar, el primer cambio radical al sistema debería ser el de centrarlo en la persona y no en el conocimiento como fin último, como hasta ahora lo hacemos.

Cada ser humano es diferente, y el sistema educativo debería potenciar las fortalezas individuales del educando, para que conjuntamente con un grupo, el conocimiento sea una consecuencia de un ser humano fortalecido.

Para el educador y escritor británico Ken Robinson, estos son los 4 fines básicos que debería perseguir la educación actual en el mundo:

Económico: La educación debe capacitar a los alumnos para convertirse en personas responsables e independientes económicamente. Los Alumnos se deben involucrar en cuestiones económicas mundiales, en las desigualdades, en los recursos naturales, etc.

Cultural: La educación debe capacitar a los alumnos para comprender y valorar su propia cultura y respetar las demás. Las escuelas deben ayudar a los alumnos a entender su propia cultura, conocer otras distintas, y fomentar un clima de tolerancia y coexistencia.

Social: La educación debe capacitar a los jóvenes para convertirse en ciudadanos activos y compasivos, fomentando la participación ciudadana y entendiendo las desigualdades con el fin de cambiar el panorama. 

Personal: La educación debe capacitar a los jóvenes para relacionarse con su mundo interior, además de hacerlo con el mundo que les rodea. Los planes académicos convencionales se centran muy poco en los sentimientos.

El mundo desarrollado se encuentra seriamente preocupado por la educación, pues han entendido su valor en el desarrollo de un pueblo. Muchos han optado por una disrupción a sus sistemas educativos para enfocarlos hacia lo verdaderamente importante: la persona.

Como vemos, México va muy lento. Hoy más que nunca necesitamos acelerar el paso que nos lleve a cambiar el rumbo educativo, con el fin de construir un país diferente; ese México donde todos soñamos vivir.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx

EL MUNDO CAMBIA, Y LAS UNIVERSIDADES TAMBIÉN.

Hace unos días escribía sobre la postura del investigador de Singularity University David Roberts, quien presenta un panorama poco halagador para las universidades tradicionales, debido al uso de sistemas de enseñanza obsoletos, que no desarrollan las habilidades que requiere el mundo actual.

Los nuevos modelos educativos que se están probando en diferentes partes del mundo seguramente tomarán fuerza en los siguientes años, tal es el caso de 42, la universidad francesa de tecnología, que además de ser gratuita, no cuenta con profesores.

42 es una universidad para creativos, programadores y desarrolladores fundada en París, Francia, en el 2013, que además de innovadora, está abierta las 24 horas del día. El sistema de enseñanza utilizado se denomina peer to peer learning“, es decir, aprendizaje entre compañeros. Kwame Yamgnane, uno de los cuatro fundadores de 42, comenta “Hace unos años o décadas atrás, no se podía acceder fácilmente al conocimiento, se necesitaban profesores para llevarlo a la población, en cambio, ahora, en la ciencia de la computación, el conocimiento está en internet. Es accesible a cambio de casi nada”.

La filosofía usada en 42, fue creada por cuatro personas: Xavier Niel, un multimillonario francés, dueño de la empresa de telefonía móvil Iliad y de una parte del periódico Le Monde; Nicolas Sadirac, Kwame Yamgnane y Florian Bucher, quienes claramente señalan que en una clase normal el maestro expone el camino a seguir para desarrollar algún tipo de producto. En su sistema, se pretende desarrollar la creatividad y la innovación, usando el camino que se crea más conveniente: “En 42 sólo decimos a los alumnos que creen una web. No les damos la solución, ellos la buscan solos”, comentan. “Cuando se gradúan no replican un modelo. Tienen más espacio para experimentar y desarrollar su creatividad”.

Uno de los elementos más importantes de este modelo es el trabajo en equipo, justo una de las habilidades más necesarias en el mundo actual.

Los alumnos se reúnen en las instalaciones y construyen el conocimiento encontrando caminos diferentes a los que normalmente se toman.

42 ha recibido muchas aplausos, pero también varias críticas, pues algunos maestros consideran que los alumnos necesitan muchas habilidades que solo un docente puede entregarles.

Por lo pronto gran parte de los egresados de 42 están desarrollando sus propias empresas con excelentes resultados, y otros más, se emplean en multinacionales con excelente facilidad. Es una de las pocas universidades en el mundo donde la tasa de egresados laborando es del 100%.

Los alumnos de 42 se gradúan cuando logran finalizar 21 proyectos, lo que les toma aproximadamente de 3 a 5 años.

Brittany Bir, graduada de 42 París y directiva de 42 EE.UU., comenta: “Lo que aprendí en 42 lo podría usar en otros trabajos en el futuro. Sé que es útil porque he hecho programación en la universidad de Francia donde trabajé y porque todos los que estudiaron conmigo han podido encontrar trabajo”.

El mundo cambia rápidamente y la educación debe responder con la misma velocidad. Ojalá que nuestro país pudiera darse cuenta de la ventaja que los países con los que competimos nos toman cada año en educación, situación que nos aleja de la competitividad que el país requiere para ser mejor.

rectoria@ucuauhtemoc.edu.mx